Enlaces para accesibilidad

La Casa Blanca se defiende sobre Bengasi

  • Voz de América - Redacción

El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, se vio presionado por las preguntas de los periodistas sobre la situación en Bengasi.

El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, se vio presionado por las preguntas de los periodistas sobre la situación en Bengasi.

El gobierno del presidente Barack Obama enfrenta nuevas críticas en cuanto a la forma en que manejó la situación tras el ataque al consulado estadounidense en Bengasi.

La Casa Blanca se defendió este viernes ante críticas sobre el manejo de la crisis en Bengasi, Libia, el año pasado.

Según un reportaje de la cadena ABC, el Departamento de Estado ordenó editar referencias a actividades terroristas de un documento elaborado por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) con puntos relevantes sobre el ataque al consulado de Estados Unidos en Bengasi, Libia, el 11 de septiembre de 2012.

Ese documento fue el que la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Susan Rice, utilizó en varios programas de televisión para hablar sobre posibles causas del ataque.

En esos programas, Rice atribuyó el atentado, en el que falleció el embajador estadounidense, Chris Stevens, a protestas espontáneas por un vídeo anti-musulmán.

Según la información de ABC, que obtuvo de varios correos electrónicos de funcionarios de la Casa Blanca, la entonces portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, pidió a la CIA que retirara las referencias al grupo terrorista Ansar al Sharia.

“La Agencia Central de Inteligencia inició el proceso de elaborar los puntos de referencia del documento. Mientras ese proceso evolucionó, hubo colaboración con otras agencias como el FBI, el Departamento de Estado, personal de Seguridad Nacional, la oficina del director de Inteligencia Nacional. Y cuando la CIA reescribió los puntos el sábado, dejó la información que tenía en ese momento”, dijo Jay Carney, portavoz de la Casa Blanca.

La Casa Blanca aseguró que no había pruebas concretas de la participación de Ansar al Sharia en el incidente, y que su mención fue simplemente como un punto de referencia.

“No hubo una determinación concreta, es decir, hubo algunos que lo creían y otros que no, pero, no hubo una determinación concreta de que Ansar al Sharia era responsable del ataque”, se defendió Carney, ante la insistencia de periodistas.

El presidente de la Cámara de Representantes del Congreso, el republicano John Boehner, pidió ayer a la administración Obama que permita acceso a los correos electrónicos del Departamento de Estado relacionados con el atentado en Bengasi.

Los republicanos también exigieron que la Casa Blanca libere los emails que se enviaron entre la embajada y el Departamento de Estado durante los ataques, pero el gobierno de Obama dijo que esos documentos no se harán públicos.
XS
SM
MD
LG