Enlaces para accesibilidad

Vigilia por musulmanes muertos en Carolina del Norte

  • Voz de América - Redacción

La imagen de la policía de Durham muestra a Craig Stephen Hicks, quien es sospechoso del asesinato de tres musulmanes en Carolina del Norte.

La imagen de la policía de Durham muestra a Craig Stephen Hicks, quien es sospechoso del asesinato de tres musulmanes en Carolina del Norte.

Miles de estudiantes se reunieron en Chapel Hill para rendir tributo a las tres víctimas de un crimen que familiares y amigos sospechan fue causado por el odio racial.

Una vigilia se llevó a cabo el miércoles por la noche en el campus de la Universidad estatal de Carolina del Norte por tres estudiantes musulmanes muertos a tiros, en lo que amigos y familiares insisten que fue un crimen de odio.

Craig Stephen Hicks, de 46 años, enfrenta cargos de asesinato en primer grado por las muertes de Deah Shaddy Barakat, de 23 años, su esposa Yusor Abu-Salha, de 21, y su hermana Razan Abu-Salha, de 19, todos de Raleigh.

Las tres víctimas fueron encontrados muertos el martes en un complejo de apartamentos en las afueras de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill.

"Nuestra investigación preliminar indica que el crimen fue motivado por una disputa entre vecinos sobre el aparcamiento”, dijo la policía en un comunicado.

Pero Mohammad Abu-Salha, padre de la mujer asesinada, dijo el miércoles que cree que el tiroteo fue un crimen de odio.

Indicó que Hicks había confrontado a su hija y su esposo varias veces mientras portaba un arma en su cinturón.

Hicks está cooperando con los investigadores, agregaron las autoridades.

“Entendemos las preocupaciones sobre la posibilidad de que esto fue motivado por odio y vamos a agotar todas las pistas para determinar si ese es el caso”, señaló en un comunicado el jefe de policía de Chapel Hill, Chris Blue.

Hicks había publicado declaraciones anti-religiosas en redes sociales.

"Con base a la naturaleza brutal de este delito, las últimas declaraciones anti-religiosas del presunto autor, el atuendo religioso de dos de las víctimas, y la creciente retórica anti-musulmana en la sociedad estadounidense, instamos a las autoridades policiales estatales y federales a abordar rápidamente la especulación de un posible motivo o sesgo en este caso", dijo Nihad Awad, director ejecutivo nacional del Consejo de Relaciones Americano-Islámicas.

La Casa Blanca no tuvo un comentario al respecto, pero señaló que esperará hasta los resultados en las investigaciones.

“Sé que parte de esas investigaciones incluirán las circunstancias que pueden haber conducido a este acto de violencia (…) y los motivos que tuvo el sospechoso”, dijo el secretario de prensa de la Casa Blanca, Josh Earnest.

El hashtag #MuslimLivesMatter (las vidas de los musulmanes importan) fue una tendencia nacional en Twitter la mañana del miércoles. También es tendencia en el Reino Unido y otros países de Oriente Medio, incluyendo Egipto, Arabia Saudita y varios otros países.

Un comunicado de la Universidad de Carolina del Norte señaló que la policía respondió a un reporte de disparos a las 5:11 pm hora local el martes y encontraron a las tres víctimas, todas ya sin vida.

El periódico universitario describe una escena desgarradora el martes por la noche, cuando miembros de la familia llegaron al edificio de apartamentos donde se encontraron las víctimas, pidiendo a la policía para obtener información. “¡Ha sido hora! ¡Sólo dime si está vivo!", un individuo gritó.

La universidad informó que Barakat era un estudiante de segundo año de odontología, su esposa estaba pensando en estudiar allí en el otoño, mientras que su hermana era un estudiante en la Universidad Estatal de Carolina del Norte.

Hicks se encuentra detenido en la cárcel del condado de Durham, según la policía.

XS
SM
MD
LG