Enlaces para accesibilidad

Cardenales listos para encierro


Hoy juramentan al personal que atenderá a los cardenales participantes en el cónclave.Habitaciones de los religiosos listas para ser ocupadas.

Reunidos en la décima Congregación General en Ciudad del Vaticano, los cardenales de la Iglesia Católica participaron en el último encuentro pre-cónclave mientras los medios en todo el mundo tratan de adivinar quiénes podrían ser los candidatos más fuertes para ocupar la silla de San Pedro.

A partir de mañana, los Cardenales quedarán aislados "bajo llave", que es lo que significa cum clavis en latín, por las condiciones de reclusión y máximo aislamiento del mundo exterior en que debe desarrollarse la elección, con el fin de evitar intromisiones de cualquier tipo, y que data desde el II Concilio de Lyion, en 1274.

La agenda de hoy, además de la Congregación General en la que varios cardenales intervinieron, incluye por la tarde, a las 5:30, el juramento al personal que trabajará en el recinto del cónclave, tanto eclesiástico como laico. Dicha ceremonia será transmitida por televisión.

Estos asistentes, que no son los electores, sino las personas que los atenderán en cuestiones de alimentos, limpieza de habitaciones, etc., han sido aprobados, como indica la Constitución Apostólica de la Sede Vacante, por el cardenal camarlengo (administrador de los bienes e ingresos de la Santa Sede), y por sus tres asistentes, quienes cada tres días cambian por sorteo.

Con respecto al martes, el padre José María Gil Tamayo, intérprete del vocero cardenalicio Federico Lombardi, resumió para la Voz de América la agenda del día de inicio de Cónclave.

“A partir de las 7, la casa Santa Marta ya está lista para que los cardenales puedan ocupar sus habitaciones, que ya han sido repartidas en la congregación general anterior, y a partir de allí será la misa Pro Eligendo Pontífice...y por la tarde, ya tienen ustedes el horario, con el comienzo en la Capilla Paulina del Palacio Apostólico, después la procesión a través de la Sala Regia hacia la Capilla Sixtina y después ya pueden seguirlo ustedes por el centro televisivo vaticano, toda esa ceremonia tan bonita del juramento de los cardenales, y se producirá la pronunciación del “estráunes”, después vendrá la meditación del cardenal Gregz, que eso ya es a puerta cerrada, llamando a los cardenales a la grave responsabilidad que asumen ante Dios y ante la iglesia, y...luego a mirar y a esperar todos a una chimenea muy especial, que será el mejor comunicado...”

En la prensa mundial, dependiendo de la región se destacan cuatro o cinco papables, sin embargo ninguno con suficiente fuerza como para ganar una mayoría de votos inmediatamente.

Los cardenales más mencionados hasta el momento, son Angelo Sodano, franciscano, arzobispo de Milán, conocedor de cómo funciona la Curia vaticana, y a quien presuntamente apoya el grupo de cardenales de Estados Unidos; el canadiense Marc Ouellet; el capuchino estadounidense Sean Patrick O´Malley, quien el domingo dijo que él espera regresar a Boston a su parroquia y no cree que vaya a ser elegido Papa; Timothy Dolan, el carismático arzobispo de Nueva York; y el brasileño jesuita, cardenal de Sao Paulo, Odilo Pedro Scherer, a quien se dice que apoyarían los italianos, el mayor grupo de electores en este cónclave, y quien podría asignar como administrador de la Santa Sede a un italiano.

Debido a que ningún candidato tendría los votos suficientes las alternativas, para el llamado Papa sorpresa van desde el mexicano Francisco Robles Ortega, al húngaro Peter Erdo, al filipino Luis Tagle, de Manila, uno de los más jóvenes cardenales, y al africano de Ghana, Peter Turkson, llamado el Timothy Dolan de África, por su gran carisma.

Aunque en la historia ha habido cónclaves que han durado años, en el último siglo los cónclaves han durado de dos a cinco días. Si esto se repite, podríamos tener Papa a tiempo para el 24 de marzo, cuando comienza la Semana Santa, que muchos cardenales han dicho quisieran pasar en sus diócesis en sus respectivos países.
XS
SM
MD
LG