Enlaces para accesibilidad

Caracas da portazo a Larry Palmer


El diplomático dijo que el ejército venezolano está bajo la influencia cubana.

El diplomático dijo que el ejército venezolano está bajo la influencia cubana.

El gobierno del presidente Hugo Chávez reitera que el nominado embajador de EE.UU. no podrá entrar a Venezuela.

El gobierno de Venezuela confirmó haberle retirado el beneplácito al nominado embajador de EE.UU., Larry Palmer, a pesar de que el Departamento de Estado había dicho que una vez aprobado por el Senado el diplomático viajaría a Caracas.

La cancillería venezolana entregó una nota a la encargada de negocios de EE.UU. en Venezuela, Darnall Steuart, en la que le comunica que rechaza la presencia de Palmer en el país.

Lea además: Los súper poderes de Chávez

Steuart lamentó la decisión y dijo que el gobierno del presidente Hugo Chávez “tendrá que asumir la responsabilidad por dicha acción”.

En rueda de prensa en Washington, el portavoz del Departamento de Estado, Philip Crowley, afirmó que el hecho "tendrá consecuencias" en las relaciones bilaterales. “Les habíamos advertido que si le retiraban el plácet (a Palmer), tendría un impacto en las relaciones", dijo.

La nota entregada por la cancillería venezolana expresa rechazo a "las recientes de declaraciones de voceros del Departamento de Estado sobre Venezuela".

De acuerdo con el texto, dichas declaraciones "ratifican la línea histórica de intervencionismo y agresión (de EE.UU.) contra el pueblo venezolano, sus instituciones y su democracia".

El contenido alude a lo dicho por Palmer en agosto pasado durante audiencias en el Senado en Washington, donde aseguró que el ejército de Venezuela está bajo la influencia cubana, y que hay claros vinculos entre el gobierno de Chávez y la guerrilla colombiana de las FARC.

Hace unos días el secretario de Estado Adjunto para Asuntos Hemisféricos, Arturo Valenzuela, insistió en que tan pronto fuera confirmado por los legisladores Palmer viajaría Caracas.

En otra declaración, el Departamento de Estado acusó al presidente Chávez de socavar la voluntad popular al querer gobernar por decreto durante los próximos 18 meses en Venezuela.

El fin de semana, Chávez recordó que ya era sabido que el embajador Palmer no podía entrar a Venezuela, y declaró que si el diplomático pisa territorio venezolano habrá que “agarrarlo, brindarle un café de su parte y decirle: bye, bye (adiós, adiós)”.

XS
SM
MD
LG