Enlaces para accesibilidad

EE.UU.: capturan narcos

  • Voz de América - Redacción

Diez de los acusados están bajo custodia o en libertad supervisada, incluidas tres presuntas transportadoras en Panamá; Estados Unidos está solicitando que sean extraditadas.

Diez de los acusados están bajo custodia o en libertad supervisada, incluidas tres presuntas transportadoras en Panamá; Estados Unidos está solicitando que sean extraditadas.

Doce personas fueron acusadas de contrabandear cocaína y heroína de Panamá a Estados Unidos.

El fiscal federal asistente Robert Kravetz dijo que la red de contrabando involucró a mujeres portadoras que intentaron cruzar la frontera entre México y Texas con paquetes de cocaína pura y heroína cosida a pantalones cortos de Lycra, utilizando una mezcla de pepino y sávila para tratar de engañar a los perros detectores de drogas.

Después de que varias transportadoras fueron arrestadas usando ese método, los contrabandistas recurrieron a coser paquetes de droga en cabello tejido y pelucas.

Tras recibir la droga en Panamá, las transportadoras viajaban por autobús o avión a México, luego intentaban cruzar la frontera a pie hacia ciudades de Texas, incluidas Laredo, McAllen y Brownsville.

Las autoridades señalaron que la banda distribuía la droga a vendedores en el centro de Wilmington; Elkton, Maryland; y Avondale y Kennett Square, Pensilvania.

Todos los mencionados en el acta procesal de 20 cargos, incluido un ex residente de Wilmington buscado por homicidio, están acusados de posesión con intención de distribución de cinco o más kilogramos de cocaína y de un kilo o más de heroína, y por asociación delictuosa para contrabandear cantidades similares de esas drogas. Cada uno de los cargos tiene una sentencia mínima obligatoria de 10 años de prisión de ser declarados culpables, y una máxima de cadena perpetua.

Pero los dos presuntos líderes de la organización delictiva con sede en Panamá, Efraín Dixon y Benjamín Carpenter, aún no han sido capturados, dijeron las autoridades. Kravetz indicó que Dixon, de 31 años, huyó a Ciudad de Panamá después de que se emitió orden de aprehensión en su contra con relación a un asesinato ocurrido en el 2006 en Wilmington. Se cree que Dixon y Carpenter se encuentran en Colón, Panamá, según las autoridades.

"Tenemos una cooperación amplia con las autoridades en Panamá", dijo Kravetz.

El fiscal señaló que Ronaldo Edmund, de 36 años y ex residente de Wilmington, está relacionado con Dixon y Carpenter y fue un miembro crucial de la presunta banda de narcotráfico.

XS
SM
MD
LG