Enlaces para accesibilidad

Captahuellas limitará cuatro productos a la semana


El gobierno de Venezuela atribuye la escasez al contrabando de extracción.

El gobierno de Venezuela atribuye la escasez al contrabando de extracción.

El gobierno venezolano decreta que las máquinas biométricas deberán estar colocadas en los comercios y farmacias antes del 30 de noviembre.

El superintendente de precios, Andrés Eloy Méndez, dijo que con las máquinas captahuellas cada persona podrá comprar cuatro productos de la cesta básica a la semana

“El sistema permite comprar por persona cuatro harinas, cuatro aceites por semana, una cantidad suficiente” agregó Méndez.

Los productos de la cesta básica están contemplados en la dieta diaria del venezolano según el Instituto Nacional de Nutrición.

El objetivo de las máquinas captahuellas no es limitar el consumo, sino impedir que las personas compren más de lo que necesitan y “no saqueen los supermercados a los venezolanos”.

Desde Maracaibo, capital del estado Zulia, al occidente de Venezuela, Méndez hizo una demostración el 22 de agosto del funcionamiento del sistema biométrico, que está en fase de prueba en los estados fronterizos con Colombia.

El objetivo fue demostrar que en menos de dos minutos se puede completar el proceso de registro en la máquina, con la entrega de la cédula de identidad y la colocación de dos dedos índices en el lector biométrico de la máquina.

"[Hago] la demostración para que los amargados de la derecha vean cómo funciona el sistema captahuellas que viene a acabar con el fraude que le habían quitado los supermercados la tranquilidad a la familia venezolana”, dijo Méndez.

El gobierno del presidente Nicolás Maduro sostiene que la escasez de alimentos que sufren los venezolanos es causada por el contrabando de extracción hacia países vecinos.

Pero el sector privado de Venezuela asegura que la causa es por el control de cambio, que impide el libre acceso a la divisa para importar materia prima.

En Venezuela los productos de primera necesidad tienen el precio controlado por el gobierno y resultan mucho menos costosos, por lo que se ha generado una “mafia” que compra los productos para revenderlos, según Maduro.

El superintendente de precios reconoció este domingo que hay militares involucrados en el contrabando de alimentos.

“Sería inocente no aceptar que hay complicidad interna de miembros de la GNB [Guardia Nacional Bolivariana] dentro del contrabando en la frontera”, reconoció Méndez en un programa del canal Televen.

XS
SM
MD
LG