Enlaces para accesibilidad

G-20: Obama reclama acción

  • Voz de América - Redacción

El presidente Barack Obama destacó que "los líderes europeos han colocado los cimientos para la reconstrucción".

El presidente Barack Obama destacó que "los líderes europeos han colocado los cimientos para la reconstrucción".

Obama dijo que le dio "la seguridad a Europa que Estados Unidos hará su parte para ayudar a la recuperación".

En el segundo y último día de la cumbre de los líderes mundiales del grupo de las 20 principales economías industrializadas y las potencias emergentes (G-20), en Cannes, Francia, este viernes 4 de noviembre, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo al hablar ante los medios que "no hay excusas para la falta de acción".

En su apuesta para lograr la estabilización de la economía global, Obama dijo que "tras haberme reunido con nuestros socios europeos durante los dos últimos días, estoy seguro de que Europa tiene la capacidad de enfrentar este reto. Sé que no será fácil, pero lo que es absolutamente crítico y lo que el mundo busca en momentos como este es acción”.

Al hablar después del presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, el mandatario estadounidense dijo: "Le di la seguridad a Europa que Estados Unidos hará su parte para ayudar a la recuperación" y destacó que "los líderes europeos han colocado los cimientos para la reconstrucción".

El mandatario estadounidense valoró los pasos dados para afrontar la situación en Grecia, donde el primer ministro George Papandreou decidió rectificar su iniciativa de someter a referéndum el apoyo de la Unión Europea, y dijo también que Italia aceptó el monitoreo de su economía y para ello el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi "invitó al Fondo Monetario Internacional (FMI) para una visita".

La crisis de la deuda europea

Tras un primer día de sesiones dominado en gran parte por las discusiones políticas en Grecia que amenazaban la eurozona con un desastre económico, los líderes abordarán la situación global de la economía, incluyendo un impulso al consumo interno y aumentar los recursos para el Fondo Monetario Internacional (FMI), ambas medidas destinadas a atenuar el impacto global de la crisis de deuda europea.

Estaba previsto que la cumbre se centrara en calmar los mercados globales y la implementación de regulaciones financieras más estrictas, pero las conversaciones del jueves fueron opacadas en gran parte por la indecisión de Grecia sobre los términos de un rescate financiero acordado la semana pasada por la Unión Europea.

El presidente francés, Nicolas Sarkzoy, volvió a exhortar a Grecia a que aceptara el acuerdo. “Tengo admiración por Grecia y su pueblo", dijo el mandatario, "tengo viejos vínculos familiares allí y de ninguna manera quiero dar la impresión de que estamos interfiriendo en sus asuntos internos".

Sin embargo, Sarkozy aclaró que "por otro lado, esto se trata de la defensa del euro y la defensa de Europa, y ese es nuestro deber. Para nosotros, la línea que marca el límite es muy simple: Europa y el euro son nuestra patria, y eso tiene que ser defendido”.

La canciller alemana, Angela Merkel, advirtió que Grecia no recibirá ni un centavo más de la próxima entrega de $11.000 millones de dólares de su plan de rescate a menos que implemente las medidas de austeridad.

“Para nosotros, lo que cuenta es la acción" dijo Merkel, "y acción significa que Grecia tiene que estar de acuerdo con las decisiones del 27 de octubre pasado y hasta ahora, no está exactamente claro cómo se supone que esto sucederá”.

XS
SM
MD
LG