Enlaces para accesibilidad

Honduras: Hernández se proclama ganador

  • Voz de América - Redacción

El candidato Juan Orlando Hernández celebra su triunfo en las elecciones presidenciales hondureñas.

El candidato Juan Orlando Hernández celebra su triunfo en las elecciones presidenciales hondureñas.

La izquierda hondureña se niega a reconocer la derrota de Xiomara Castro, la esposa del derrocado expresidente Manuel Zelaya en las elecciones presidenciales, y se queja de que se están “robando la elección”.

El derrocado expresidente Manuel Zelaya y el dirigente del partido Libertad y Refundación (Libre), Enrique Reina, denunciaron un supuesto fraude en las elecciones presidenciales de Honduras, cuando un conteo oficial proyectó el triunfo del candidato oficialista, Juan Orlando Hernández.

Con el 54,47% de los votos escrutados, el Tribunal Supremo Electoral (TSE), dijo que Hernández, del Partido Nacional, lideraba la elección con el 34,2% de los votos, seguido de Xiomara Castro, del Partido Libre, que tenía 28,6%.

Pero el expresidente Zelaya, quien ahora es candidato a diputado, dijo que el TSE no había contabilizado casi 400.000 votos por supuestas inconsistencias que tienen que ser revisadas. Y ese caudal, explicó, podría dar vuelta el resultado.

"Xiomara gana la Presidencia de la República. No nos pueden hacer eso. Nos están robando la elección", dijo el exmandatario, en una rueda de prensa en la que anunció que definirán las acciones a seguir tras no reconocer los resultados del TSE.

Otro candidato de oposición, Salvador Nasralla, del Partido Anticorrupción ubicado cuarto en los resultados oficiales con el 15% de los votos, también denunció inconsistencias en el proceso electoral y tampoco reconoció la ventaja de Hernández.

En tercer lugar estaba Mauricio Villeda del Partido Liberal, con el 21% de la votación, quien dijo que reconocía la victoria de Hernández.

El candidato oficialista, que ya se proclamó ganador pese a que todavía no hay resultados finales oficiales, dijo haber recigido felicitaciones de los presidentes de Colombia, Guatemala y Panamá.

La embajadora de Estados Unidos en Honduras, Lisa Kubiske, dio por buenas las elecciones y aseguró que la misión estadounidense de observadores –110 en total—vieron “un proceso transparente, con los partidos políticos bien representados en casi todas las mesas".

La diplomática destacó que el escrutinio se hizo "con regularidad y habían pocos incidentes de violencia".

La Constitución hondureña no contempla una segunda vuelta por lo que el ganador tendrá que gobernar con solo un tercio del apoyo y con un Congreso dividido, cuyos 128 miembros también estaban también por decidirse.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG