Enlaces para accesibilidad

La camioneta de O.J. Simpson

  • Alejandro Escalona - Washington, DC

Los estadounidenses recuerdan la persecución policial a la estrella de la NFL a bordo de su camioneta blanca, hace 17 años.

Hablemos de O.J. Simpson. Seguro que muchos de ustedes lo recuerdan. O.J. fue estrella del fútbol estadounidense, que a su retiro de la NFL siguió ganando mucho dinero como comentarista deportivo, actor en películas de Hollywood, y modelo de comerciales de televisión…

Pero seguramente lo recuerdan más por los sucesos de 1994 y 1995. Para aquel entonces los medios de comunicación ya informaban del récord de violencia doméstica de O.J. Su matrimonio con Nicole Brown Simpson había terminado en 1992.

Dos años después, el 12 de junio de 1994, la ex esposa de O.J., Nicole Brown Simpson y el acompañante de esta, Ronald Goldman, aparecieron asesinados en el complejo residencial del ex jugador de fútbol en la comunidad de Brentwood, en las afueras de Los Ángeles.

Después que la policía identificó a O.J. como el sospechoso principal, y tras negociaciones de los abogados de Simpson, el ex jugador aceptó entregarse a las autoridades en Parker Center, sede del Departamento de Policía de Los Ángeles.

O.J. incluso iba a dar una rueda de prensa desde el recinto policial. Aproximadamente mil reporteros aguardaban impacientemente frente a la estación, pero O.J. no llegó. Fue entonces que un portavoz de la policía declaró a los medios.

Bob Tur, uno de los reporteros que esperaba por la rueda de prensa que nunca ocurrió, decidió actuar por su propia cuenta.

Tur abordó un helicóptero y luego de sobrevolar varias zonas de la extensa ciudad californiana logró monitorear una transmisión de radio de las autoridades de Orange County y se enteró de que la policía estaba persiguiendo a poca velocidad una camioneta blanca Ford Bronco que se desplazaba hacia el norte por la Interstate 5, una de las cientos de autopistas de la City of Angels, cerca de donde fue enterrada Nicole Brown Simpson.

En la camioneta Bronco viajaba O.J., quien habría amenazado con suicidarse, según se supo posteriormente. Bob Tur ubicó la camioneta Bronco y este fue el inicio de su reportaje para la estación KCBS.

Poco después, otros canales y cadenas informativas se sumaron a la cobertura de la lenta persecución policial de OJ Simpson. Todo Estados Unidos estaba como hipnotizado, viendo los hechos por televisión. Ese día, el gigantesco pueblo de Los Ángeles dio paso a la aldea global de Marshall MacLuhan.

Pero la persecución fue solo el comienzo de una saga que incluyó un prolongado juicio ante las cámaras de televisión, una suerte de circo donde el factor racial, según expertos en la materia, fue crucial para la absolución del acusado, en octubre del año siguiente.

O.J. ya había sido juzgado en la corte de la opinión pública. Y en años recientes ha tenido infinidad de problemas con la ley.

Hoy viernes 17 de junio se cumplen 17 años de aquella persecución policial a una camioneta blanca Ford Bronco por las autopistas de Los Ángeles, imágenes de televisión que nunca olvidaremos de O.J. Simpson.

XS
SM
MD
LG