Enlaces para accesibilidad

Cameron viaja al fondo del mar

  • Voz de América - Redacción

Cameron construyó secretamente su submarino miniatura en Australia, y ya ha superado a todas las demás embarcaciones en su capacidad para transportar a la gente a través de presiones aplastantes del Océano.

Cameron construyó secretamente su submarino miniatura en Australia, y ya ha superado a todas las demás embarcaciones en su capacidad para transportar a la gente a través de presiones aplastantes del Océano.

Acompañando a James Cameron estará Douglas Bartlett, un profesor de genética microbiológica marina del instituto Scripps de Oceanografía.

Cuando era pequeño, el laureado director de cine James Cameron solía adentrarse en las tuberías del drenaje y caminar dentro de ellas para ver hasta donde llegaba y lo que descubría. Pero jamás imaginó que al crecer se convertiría en el director de dos de las películas más taquilleras en la historia del cine “Avatar” y “Titanic”.

Regresando a sus antiguos intereses, el director se alejó de su equipo cinematográfico para sumergirse en la Fosa de Nueva Bretaña en Papúa Nueva Guinea que tiene una profundidad máxima de 9.000 metros, en un submarino de poco más de 7 metros de largo conocido como el Deepsea Challenger.

El submarino es vertical y sus movimientos se parecen a los de los caballitos marinos, explicó Cameron.

Con esta travesía, Cameron rompió por una milla el record mundial de los vehículos sumergibles modernos. Sin embargo, a pesar de esta hazaña, el director quiere más.

Cameron planea sumergirse nuevamente, pero esta vez a 11 mil metros de profundidad, durante este “viaje” y no sólo planea alejarse de la superficie sino filmar todo tipo de creaturas que encuentre a su paso e incluso tomar algunas muestras.

“Es pura diversión” afirmó Cameron en una entrevista, mientras se encontraban probando la funcionalidad del submarino. “No hay cosa más divertida que aventurarse en un viaje como este y poder ver creaturas y formas que los ojos humanos jamás han visto. Olvídense de las alfombras rojas y todo esos asuntos glamorosos.”

Cabe mencionar que este intento del afamado director puede ser también peligroso. Hasta el momento dos personas han muerto mientras intentaban viajes similares.

Cameron construyó secretamente su submarino miniatura en Australia, y ya ha superado a todas las demás embarcaciones en su capacidad para transportar a la gente a través de presiones aplastantes del Océano.

El intento de Cameron se dio a conocer en Washington por National Geographic Society, donde ostenta el título de Explorador en Residencia. Al respecto Cameron afirmó que este esfuerzo es puramente científico y no competitivo.

A bordo de la expedición del mes próximo, acompañando a James Cameron estará Douglas Bartlett, un profesor de genética microbiológica marina del instituto Scripps de Oceanografía, que pertenece a la Universidad de California en San Diego.

El público podrá seguir la travesía de Cameron a través de internet.

Y para aquellos que no se sientan cómodos con estar viendo sin edición lo que ocurre en el pequeño submarino, Cameron ya ha declarado que si el proyecto es exitoso, no sólo se tendrán nuevos descubrimientos científicos sino dos documentales, uno en 3-D y otro en formato para televisión que será proporcionado a National Geographic.

XS
SM
MD
LG