Enlaces para accesibilidad

Cambie el pavo por el tofu


La Asociación Americana de Dietética recomienda a las personas a no quedarse sin comer durante el día.

La Asociación Americana de Dietética recomienda a las personas a no quedarse sin comer durante el día.

Para cuidar de su salud y/o dieta en el Día de Acción de Gracias, hay varias opciones.

El menú: un gigante pavo, puré de patata cubierto de una salsa llamada “gravy” y salsa de arándanos; de postre, pastel de calabaza, de nuez pacana y de manzana.

No es de extrañar que los estadounidenses se quejen que después del Día de Acción de Gracias, se sientan igual de redondos que los pavos que comieron.

La ingesta calórica de ese día es el comienzo del fin y hasta Año Nuevo, es probable que muchas personas engorden unos cuantos kilos entre las fiestas de fin de año, despedidas y Navidad.

No tiene porque ser así.

Ya sea por cuidar la dieta y/o la salud, la cena del Día de Acción de Gracias puede ser más ligera e igual de rica. Aquí van algunas recetas y sugerencias:

• Para los vegetarianos, existen pavos de tofu en Estados Unidos que incluso vienen con la forma de la ave. La compañía Fresh Tofu Inc., por ejemplo, los vende en varios restaurantes de Nueva York, Nueva Jersey, y a cadenas de supermercados como Whole Foods Markets. Y es una de las empresas favoritas de PETA, la organización que lucha en defensa de los animales.

• El puré de patatas sin duda que es delicioso. Pero puede ser sustituido por una sopa de patatas que lleve como ingredientes principales aceite de oliva, cebolla, hojas de laurel, casi un kilo de patatas peladas y cortadas, pimienta, sal y perejil.

• Hay muchas otras sopas que se pueden hacer. Sopa de calabaza, de zanahoria y de hongos, por ejemplo. Si le aburre hacer tantas sopas como plato de entrada, también puede optar por un rico humus (hecho a base de garbanzos) o un “dip” de porotos blancos para acompañar con pan de pita.

• Hay muchas ensaladas que son apropiadas para el invierno. Por ejemplo, usted prepara una ensalada de hongos portobello con queso provolone. O verduras gratinadas al vapor, tales como calabacines, berenjenas y zanahorias.

• No tiene por qué perderse las comidas típicas de este día. Pero si está a dieta, cuide las porciones y los ingredientes. La Asociación Estadounidense de Dietas (American Dietetic Association en inglés) recomienda, por ejemplo, que para salsas y “dips” se utilice yogurt y cremas sin grasas. Y leche descremada en vez de leche entera.

• La crema doble y la manteca del puré pueden ser sustituidas por un caldo con sabor a gallina sin grasas. Y para el relleno del pavo, se puede utilizar pan de grano entero.

• La Asociación Estadounidense de Dietas también recomienda a las personas a comenzar el Día de Acción de Gracias con una pequeña comida por la mañana que incluya granos enteros, frutas, productos lácteos y proteínas como huevos, jamón o mantequilla de maní.

• “No se muera de hambre antes de la comida”, advierte la asociación. “Cuanto más tiempo pase sin comer, más comerá cuando se siente a la mesa. Coma pequeñas porciones bajas en calorías a lo largo del día”.

• Cuando llegue el momento de la cena, coma despacio y con moderación, aconseja la asociación. De ser necesario, utilice un plato más chico para no llenarlo al tope.

XS
SM
MD
LG