Enlaces para accesibilidad

No a terapias antihomosexuales en California

  • Voz de América - Redacción

Max Hirsh, un homosexual de Oregón, presentó una demanda en mayo pasado contra un siquiatra que aplica “terapias reparadoras”.

Max Hirsh, un homosexual de Oregón, presentó una demanda en mayo pasado contra un siquiatra que aplica “terapias reparadoras”.

Si ninguna acción judicial lo impide en un mes entrará en vigor la Ley que prohíbe los tratamientos para suprimir la homosexualidad.

A menos que una acción de los jueces lo impida, el próximo 1ro. de enero California se convertirá en el primer estado del país que prohíbe los tratamientos médicos destinados a modificarles la preferencia sexual a los menores de 18 años.

La denominada ley SB-1172 es considerada histórica por quienes sostienen, entre ellos muchos médicos, que las conocidas como “terapias reparadoras” contra la homosexualidad son potencialmente dañinas.

Los detractores de la legislación, incluida la organización conservadora Liberty Counsel, alegan que viola las libertades y apelaron ante una corte federal que el viernes llevará a cabo una audiencia para determinar si suspende temporalmente su adopción.

Quienes la defienden se remiten a un estudio divulgado en 2009 por la Asociación Sicológica de EE.UU. (APA) que sostiene que entre los efectos perjudiciales de las “terapias reparadoras” figuran la depresión y la tendencia al suicidio.

Además de APA, otras organizaciones han puesto en tela de juicio la efectividad de tales “curas” contra la homosexualidad, entre ellas la división estadounidense de la Organización Mundial de la Salud, que las ha calificado de amenaza para la salud y carentes de base médica.

Sin embargo, David H. Pickup, un exhomosexual que dice haberse “curado” con esas terapias y que ahora tiene su propia clínica para aplicarlas a otros, dijo a la agencia de noticias EFE que el tratamiento que él ahora enseña “le salvó la vida”.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG