Enlaces para accesibilidad

Consumo de Brasil inunda EE.UU.

  • Voz de América - Redacción

El gobierno de Dilma Rousseff sostiene una dinámica relación con Estados Unidos.

El gobierno de Dilma Rousseff sostiene una dinámica relación con Estados Unidos.

Según reportes, en promedio en el año 2010 los brasileños gastaron $5.400 dólares por persona.

Los brasileños son los mejores turistas para Estados Unidos, al punto que en 2010 gastaron casi $6.000 millones de dólares.

Pero más allá de la cifra, que de por si es relevante, también vale destacar su impacto. El aumento en el consumo brasileño en Estados Unidos ha originado ciertos cambios en la política exterior.

En días recientes, el presidente Barack Obama pidió al Departamento de Estado que acelere y que incremente la otorgación de visas en un 40% para aquellos visitantes que provienen de naciones que representaran un gran consumo para el mercado estadounidense, tal es el caso de China y Brasil.

Lea además: En Disney Obama apoya el turismo

Y lo cierto es que no sólo las políticas migratorias han cambiado, sino incluso las políticas de viaje de ciertas aerolíneas.

Por ejemplo, la aerolínea estadounidense que se posiciona como la número uno en kilómetros recorridos en el mundo, American Airlines, suele cobrar el embarque de una segunda maleta a todos sus usuarios.

Sin embargo al ver el flujo económico que representan los turistas brasileños esto ha cambiado, así en todos los vuelos que salen provenientes o con destino a Brasil los pasajeros pueden llevar dos maletas, sin que la segunda represente costo alguno.

Estas modificaciones en el consumo de Brasil, podrían tener varias explicaciones y eso algo que en particular el presidente Obama y la presidenta brasileña, Dilma Rousseff discutieron en marzo de 2011 en Brasil y volverán a hacerlo el próximo 9 de abril en Washington, sobre la relación comercial entre ambas naciones.

Lea además: Obama recibirá a Rousseff en abril

Para empezar la clase media en Brasil ha crecido por 40 millones de personas desde el 2003, siendo este segmento de la población los que usan más tarjetas de crédito, préstamos bancarios y otras formas de créditos de consumo; lo que les otorga un poder adquisitivo mayor.

Aunado a eso los niveles de demanda, superan a los niveles de producción. Lo que significa que muchas personas quieren un cierto artículo o bien de consumo y hay no hay en existencia la cantidad necesaria de éste para satisfacer a todos los consumidores, lo que hace que el precio de ese cierto artículo aumente drásticamente.

En Brasil el consumidor promedio está incrementando su poder adquisitivo, es decir tiene más dinero para gastar y al enfrentarse con las alzas de los precios en su país, decide ir a un lugar donde esos productos son más baratos.

Incluso algunos brasileños dicen que salen de su país con lo mínimo de posesiones para llegar a Estados Unidos a comprar hasta quedar sin aliento, destaca The Associated Press.

“Los compradores brasileños son fáciles de distinguir—comenta la encargada de una tienda—son los que se pasean por los centros comerciales de tienda en tienda, colocando sus compras en sus maletas hasta que ya no cabe nada más en ellas”.

Según reportes, en promedio en el año 2010 los brasileños gastaron $5.400 dólares por persona. Detrás de ellos se encuentran los japoneses que gastaron $4.300 dólares en promedio por persona.

XS
SM
MD
LG