Enlaces para accesibilidad

Yoani pide a Brasil mano dura con Cuba

  • Voz de América - Redacción

Yoani Sánchez habló este jueves en un foro con medios de prensa organizado por el diario O Estado de Sao Paulo, en esa ciudad.

Yoani Sánchez habló este jueves en un foro con medios de prensa organizado por el diario O Estado de Sao Paulo, en esa ciudad.

La bloguera cubana, que realiza una gira por América Latina, EE.UU y Europa, dice que al gobierno brasileño le ha faltado dureza contra las violaciones de derechos humanos en la isla.

La destacada bloguera cubana Yoani Sánchez dijo este jueves que esperaría una “posición más enérgica” de Brasil porque la ha faltado “dureza” en pedirle al gobierno de Raúl Castro que respete los derechos humanos en la isla.

Sánchez, a quien su gobierno le negó durante años permiso para viajar al extranjero, habló en un foro con medios de prensa organizado en Brasil por el diario O Estado de Sao Paulo.

La cubana ha tenido una intensa agenda desde que llegó el lunes a ese país, en la primera escala de una gira de más dos meses por América Latina, EE.UU. y Europa.

La bloguera exaltó que los gobiernos tanto del expresidente Luiz Inacio Lula da Silva (2003-2010) como de su sucesora Dilma Rousseff tengan buenas relaciones con Cuba y que hayan invertido incluso para modernizar el puerto de Mariel, al oeste de La Habana.

Pero "ha faltado dureza o franqueza en el tema de los derechos humanos en la isla. En el caso del gobierno de Brasil ha habido demasiado silencio. No soy diplomática, pero recomendaría una posición más firme porque el pueblo no olvida", dijo.

Respecto a las protestas que han organizado en su contra seguidores del gobierno cubano en Brasil, señaló que había esperado que “hubieran sido más respetuosas".

Pero aun así dijo que había nacido "en un país donde no se puede cuestionar a un hombre, por eso me gusta que se pueda cuestionar a todos, incluso a mí".

Sánchez puso de relieve que a pesar de las reformas económicas adoptadas en la isla, la represión se mantiene contra los opositores.

“A Fidel (Castro) le gusta la represión como show mediático. Había que verla—dijo--. Los disidentes tenían que ser juzgados en tribunales y condenados a largas penas. La represión de Raúl Castro trata de no dejar huellas legales, de que no se vea".

De acuerdo con la bloguera, el pecado original del régimen cubano radica en que no es un gobierno electo.

Raúl Castro “heredó el poder por vía sanguínea, como un reino. El gobierno de mi país se traslada de uno al otro a través de un árbol genealógico. Es algo sorprendentemente absurdo en este siglo", subrayó.
XS
SM
MD
LG