Enlaces para accesibilidad

"Brasil es una potencia global” reconoce Leon Panetta

  • Voz de América - Redacción

El secretario de Defensa, Leon Panetta, derecha, y el ministro de Defensa de Brasil, Celso Amorim, en conferencia de prensa en Brasilia, este martes 24 de abril.

El secretario de Defensa, Leon Panetta, derecha, y el ministro de Defensa de Brasil, Celso Amorim, en conferencia de prensa en Brasilia, este martes 24 de abril.

El secretario de Defensa de EE.UU. se reunió con su homólogo brasileño Celso Amorim para abordar temas de contratos militares entre ambos países.

Tal como lo anunció el ministro de Defensa de Brasil, Celso Amorim, al reunirse con el secretario de Defensa de EE.UU., Leon Panetta, planteó la cesión de las restricciones a la transferencia de tecnología militar hacia su país.

“Es muy importante que no haya obstáculos para la adquisición de productos de contenido tecnológico”, había declarado este lunes el ministro Amorim al diario Folha de Sao Paulo.

Brasil y Estados Unidos acercaron posturas y trataron el tema de millonarios contratos relacionados con compraventa de aviones. Aunque no se refirió directamente al tema, el ministro Amorim dijo que ambos trataron cuestiones bilaterales de interés que "todos saben".

Panetta, por su parte, resaltó la importancia global que tiene el gigante suramericano cuando afirmó que "Brasil es una potencia global, una fuerza positiva para la estabilidad no solo de las Américas, sino del mundo entero".

Amorim confirmó que presentó a su homólogo varias propuestas para alcanzar acuerdos de colaboración en materia de transferencia de tecnología militar, pero aclaró que su país no solicita donación sino "acceso" a los medios.

El secretario de Defensa estadounidense, quien visita Brasil como parte de su primera gira latinoamericana, llegó el lunes procedente de Colombia y se reunió con su homólogo brasileño como parte del nuevo Diálogo de Cooperación en Defensa, acordado durante la reciente visita de la presidenta Dilma Rouseff a Washington.

Estados Unidos bloqueó en 2006 la venta a Venezuela de aviones caza Super Tucano 24 fabricados por la empresa brasileña Embraer, porque las naves tienen componentes estadounidenses.

En los próximos meses Brasil debe tomar una decisión para la compra de 36 aviones de combate, donde el gigante aeronáutico estadounidense Boeing que ofrece aviones F/A-18 Super Hornet, se enfrenta en licitación con la firma francesa Dassault Aviation que fabrica los cazas Rafale y con la suiza Saab, que construye los aviones de combate Gripen, por un contrato valuado entre 4 mil y 7 mil millones de dólares. Además, Brasil también pide que algunos de los jets de combate sean ensamblados en su país.

Las conversaciones de Amorim y Panetta incluyeron la cancelación de un contrato de Embraer y un socio estadounidense para vender aviones de combate al ejército afgano. El Pentágono ha llamado a una nueva licitación después que el rival de Boeing, Hawker Beechcraft protestó el contrato.

El diálogo EE.UU.-Brasil también intentará resolver otros temas como la decisión norteamericana de reactivar en 2008 su Cuarta Flota en el Atlántico sur, una zona estratégica y rica en recursos, donde los países de la región no quieren una presencia militar extranjera.

El lunes en Colombia, el secretario de Defensa estadounidense ratificó los compromisos bilaterales y de seguridad con el país latinoamericano, anunció la venta de 10 helicópteros a Colombia, y expresó la preocupación de Washington por la carrera armamentista de Venezuela.

El secretario Panetta, tiene previsto visitar también, Chile, Perú y Uruguay.

EE.UU. busca unión contra el crimen en la región

En entrevista con Luis Ramírez, enviado especial de la Voz de América, el subsecretario adjunto de Defensa para el Hemisferio Occidental, Frank Mora, que acompaña a Leon Panetta en esta gira, afirmó que la amenaza del narcotráfico es compleja y “requiere de un esfuerzo multinacional”.

“Ningún país, incluyendo los Estados Unidos, puede combatir este flagelo solo. Por lo tanto requiere de una colaboración que quizás nunca hemos hecho históricamente”, declaró Mora.

El funcionario destacó que el crimen organizado no conoce fronteras ni respeta soberanías, por lo que se ha convertido en un negocio transnacional y eso requiere a los países afectados “coordinar nuestros esfuerzos”.

Frank Mora destacó la experiencia de países como Colombia, sus lecciones en la lucha contra el narcotráfico y la voluntad que tiene el país suramericano de compartir esa información y esas capacidades.

“Han aprendido mucho, tienen muchas lecciones aprendidas, muchas capacidades de compartir con sus vecinos y hay que aprovechar eso”, destacó el funcionario diciendo que “la globalización nos obliga a trabajar conjuntamente”.

En cuanto a la adquisición de armamento ruso por parte de Venezuela, Mora destacó que es normal que un país fortalezca su capacidad militar pero cuestionó las razones de Hugo Chávez para hacer esas adquisiciones.

“El problema está cuando no hay transparencia. Cuando no hay forma de crear mecanismos de confianza mutua”, recalcó.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG