Enlaces para accesibilidad

Rousseff compara su juicio y suspensión con la tortura

  • Voz de América - Redacción

Roussef habló junto al expresidente Lula da Silva, al abandonar el palacio presidencial de Planalto en Brasilia.

Roussef habló junto al expresidente Lula da Silva, al abandonar el palacio presidencial de Planalto en Brasilia.

La votación fue de 55 votos a favor y 22 en contra del juicio político contra Dilma. El vicepresidente Michel Temer se hará cargo de la presidencia, por los siguientes 180 días.

La suspendida presidenta brasileña, Dilma Rousseff, comparó la aprobación de su juicio político con las torturas que sufrió durante la dictadura, a manos de los militares.

"Es lo más brutal que le puede suceder a un ser humano: ser condenado por un crimen que no cometió", dijo la mandataria.

"Tal vez cometí errores, pero nunca cometí crímenes", afirmó con voz entrecortada.

El senado brasileño aprobó iniciar el juicio político contra Rousseff y suspendió su mandato durante 180 días. Su gabinete también fue disuelto y el vicepresidente Michel Temer deberá nombrar uno nuevo, una vez asuma la presidencia interina.

La decisión fue tomada con 55 votos a favor y 22 en contra, tras un rencoroso debate que se extendió durante casi 22 horas.

Si al final de los 180 días que tiene el Senado para juzgar a la presidenta, la encuentra culpable,Temer completaría el mandato de Rousseff, que termina el 1º de enero de 2019.

La decisión implica que, por primera vez en 13 años, el Partido de los Trabajadores, de tendencia comunista, no estará en el poder.

Se trata la segunda vez desde el retorno a la democracia en Brasil que un presidente elegido por el voto popular es suspendido. Hace 24 años, Fernando Collor de Mello también fue destituido.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG