Enlaces para accesibilidad

Brasil renuncia a mediar con Irán


El canciller brasileño Celso Amorim, y la secretaria de Estado, Hilllary Clinton, en Brasília, donde ya habían expresado su desacuerdo sobre Irán.

El canciller brasileño Celso Amorim, y la secretaria de Estado, Hilllary Clinton, en Brasília, donde ya habían expresado su desacuerdo sobre Irán.

Brasil y Turquía votaron en contra de la resolución del Consejo de Seguridad de ONU.

De una forma casi discreta el canciller de Brasil, Celso Amorim, fue el encargado de anunciar publicamente la decisión del gobierno del presidente Lula da Silva, de abandonar su autoproclamada posición de mediador con Irán.

En una entrevista con el diario británico Financial Times, el ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, dijo que su gobierno renunciaba a seguir mediando en el tema nuclear iraní, tras el rechazo de Estados Unidos y otras potencias al acuerdo de canje que Irán firmó en mayo con Brasil y Turquía.

Según explicó el canciller Amorim, "nos quemamos los dedos haciendo cosas que todo el mundo decía que eran útiles y al final nos encontramos con que alguna gente no aceptaba un 'sí' como respuesta.

Las expresiones de Amorim fueron interpretadas como una referencia al gobierno del presidente Barack Obama, que lideró el rechazo a la negociación con Irán, por considerarla fuera de tiempo.

"Si nos necesitan, a lo mejor podemos seguir siendo útiles”, agregó el canciller brasileño, aunque también aclaró que “no vamos a salir otra vez por iniciativa propia al menos que nos lo pidan".

Brasil y Turquía alcanzaron el pasado 17 de mayo un acuerdo con Irán, a través del cual el gobierno de Teherán se comprometía a canjear en territorio turco 1.200 kilos de uranio débilmente enriquecido, a 3,5 por ciento, por 120 kilos de combustible enriquecido a 20 por ciento, para alimentar su reactor de investigaciones médicas de Teherán.

Sin embargo, el acuerdo no fue reconocido por las grandes potencias lideradas por Estados Unidos, que sospechan que Irán quiere fabricar la bomba atómica amparándose en un programa civil.

El 9 de junio, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (ONU) aprobó una resolución que impone nuevas sanciones a Irán por su política nuclear, con la única oposición de Brasil y de Turquía, la primera vez que la votación de sanciones contra Irán no es aprobada por unanimidad.

XS
SM
MD
LG