Enlaces para accesibilidad

Estudio exhorta a proteger el Amazonas

  • Voz de América - Redacción

Esta foto del septiembre de 2015 muestra un área desforestada cerca de Novo Progreso en el norteño estado de Para, en Brasil.

Esta foto del septiembre de 2015 muestra un área desforestada cerca de Novo Progreso en el norteño estado de Para, en Brasil.

La deforestación y el cambio climático amenazan convertir el bosque tropical más grande del mundo en una seca sabana, dice estudio de investigador de Brasil.

Los bosques tropicales del Amazonas tienen las claves biológicas para iniciar una “cuarta revolución industrial” si se protege la biodiversidad, indica un nuevo studio.

Nuevas tecnologías digitales como las impresoras 3-D y la computación quantum crean el potencial para que las plantas únicas del Amazonas impulsen grandes avances en medicina e ingeniería, indica una investigación de científicos brasileños.

“Aprovechando los amplios recursos biomiméticos y biodiversos del Amazonas, podemos aspirar a desarrollar innovaciones revolucionarias en múltiples campos”, dice Juan Carlos Castilla-Rubio, uno de los autores del estudio y presidente de Space Time Ventures, una compañía tecnológica brasileña.

“Por ejemplo, una espuma de larga duración producida por una rana ha inspirado la creación de nuevas tecnologías para capturar dióxido de carbono de la atmósfera”.

Las plantas del Amazonas también pueden llevar a descubrimientos de antisépticos, cremas anti-arrugas, medicinas ginecológicas y anti-inflamatorios si son complementadas con nuevas tecnologías, dice el estudio publicado en Procedings of the National Academy of Sciences.

La deforestación y el cambio climático amenazan convertir el bosque tropical más grande del mundo en una seca sabana, destruyendo su promesa biológica, dice el estudio.

Si más del 40 por ciento del bosque es talado, el resultante proceso de “sabanización” podría ser irreversible, aseguran los científicos.

En la actualidad, un 20 por ciento de los bosques tropicales de la cuenca del Amazonas han sido talados, dice Castilla-Rubio.

“Si se continúa haciéndolo, el Amazonas se transformará en una sabana…esto tiene consecuencias enormes”, explicó el científico a la Fundación Thomson Reuters.

Brasil ha reducido la tasa de deforestación en casi 80 por ciento en la última década, destaca el estudio, lo que significa que todavía hay tiempo de evitar que los bosques tropicales se conviertan en una sabana.

Proteger los derechos de los indígenas a la tierra, combatir el cambio climático y brindar los incentivos adecuados a las empresas para que cesen la extracción de recursos naturales son cruciales para reducir aún más la tasa de deforestación, señala Castillo-Rubio.

La mayor parte de los bosques fueron arrasados para usar la tierra en actividades económicas como minería, ranchos para ganado, agricultura o talado, pero el estudio muestra que el Amazonas tiene más valor si lo dejamos como es, dijo el investigador.

XS
SM
MD
LG