Enlaces para accesibilidad

Borges: 25 años de un genio


Maria Kodama, la viuda del escritor Jorge Luis Borges, ha representado a la Fundación que da nombre su difunto marido.

Maria Kodama, la viuda del escritor Jorge Luis Borges, ha representado a la Fundación que da nombre su difunto marido.

El mundo literario conmemora el 25 aniversario de la muerte del escritor argentino que dejó un amplio legado para la literatura.

Hoy, 25 años después de la muerte del grandioso escritor Jorge Luis Borges, todos quieren ser Funes el memorioso. Se rinde homenaje al veinticinco aniversario del adiós a un genio que desconfiaba tanto de lo inolvidable, como del recuerdo.

“LO RECUERDO (YO no tengo derecho a pronunciar ese verbo sagrado, sólo un hombre en la tierra tuvo derecho y ese hombre ha muerto) con una oscura pasionaria en la mano, viéndola como nadie la ha visto, aunque la mirara desde el crepúsculo del día hasta el de la noche, toda una vida entera”, explica el escritor sobre Funes, su personaje de uno de los cuentos de Ficciones.

El 14 de junio de 1986 el novelista Jorge Luis Borges fallecía en su residencia de Ginebra. Europeísta desde sus orígenes, Borges regresó a Buenos Aires en su juventud, donde descubrió una ciudad llena de encanto que reflejó en su poemario ‘Fervor de Buenos Aires’. Escritor de vanguardia, precursor de algunas de las revistas que marcarían el tono de la literatura argentina e incluso latinoamericana durante décadas, Borges fue temido y amado por igual, admirado y criticado por sus coetáneos quienes combatían contra sus ideas y contra sus palabras.

¨¿Usted cree que es un gran escritor” se pregunta Sábato a través de uno de sus personajes en su novela ‘Sobre héroes y tumbas’. “No sé. De lo que estoy seguro es de que su prosa es la más notable que hoy se escribe en castellano. Pero es demasiado preciosista para ser un gran escritor. ¿Imagina usted a Tolstoi tratando de deslumbrar con un adverbio cuando está en juego la vida o la muerte de uno de sus personajes? Pero no todo es bizantino en él, no vaya a creer. Hay algo muy argentino en sus mejores cosas: cierta nostalgia, cierta tristeza metafísica...”, termina por retratar su compañero argentino recientemente fallecido.

El mundo literario recuerda hoy a aquel escritor que inventó un mundo entero concentrado en un pequeño cubículo o Aleph en aquella calle porteña de Juan de Garay, donde almacenó todas sus fantasías y recorrió una vez más las calles de su querida Buenos Aires siguiendo los pasos de Beatriz.

"Resucitaría a Jorge Luis Borges para dárselo”, refirió el peruano Mario Vargas Llosa al recibir el Premio Nobel de Literatura en 2010. Un reclamo que muchos de sus admiradores todavía aclaman a la academia sueca.

XS
SM
MD
LG