Enlaces para accesibilidad

Rehenes liberados en Bolivia fueron sometidos a ¨juicio popular¨

  • Voz de América - Redacción

Indígenas de la región de Mallku Kota chocan con la policía durante una protesta en La Paz, Bolivia.

Indígenas de la región de Mallku Kota chocan con la policía durante una protesta en La Paz, Bolivia.

Dos ingenieros de la minera canadiense South American Silver (SAS) fueron acusados de espionaje por no utilizar su vestimenta habitual occidental.

Dos de los cinco rehenes que permanecieron cautivos por 10 días por parte de un grupo de indígenas bolivianos fueron sometidos a un juicio popular por haber infringido las tradiciones y costumbres de la comunidad indígena al suroeste de ese país.

Se trata de los ingenieros Agustín Cárdenas y Fernando Fernández, de la minera canadiense South American Silver (SAS), quienes fueron sometidos a juicio por utilizar chaquetas y gorros indígenas de vivos colores típicos del norte de Potosí, a 551 kilómetros al suroeste de La Paz, en cuya jurisdicción se encuentra la mina Malku Khota.

Los ingenieros fueron acusados de espionaje por no utilizar su vestimenta habitual occidental.

Según explicó el ministro del Trabajo, Daniel Santalla, a quien se encomendó buscar un acuerdo pacífico, los acusados se presentaron ante el tribunal de "justicia originaria" y recibieron una sanción comunitaria que consiste en la elaboración de mil adobes cada uno en plazo máximo de 30 días". Por su parte, el gobierno aceptó la reversión de la concesión minera otorgada a SAS y a no tomar acciones judiciales contra los comuneros por el secuestro.

La legislación boliviana vigente permite a los indígenas aplicar sus normas ancestrales y asignar alguna sanción que habitualmente supone un trabajo en beneficio de la comunidad, explicó el gobernador de Potosí, Félix Gonzáles.

Después de comparecer ante el tribunal indígena, los ingenieros fueron trasladados a la ciudad de Oruro (a 239 kilómetros de La Paz) para su atención médica. El ministro del Interior, Carlos Romero, informó de que los tres rehenes reciben atención médica y psicológica, pues se hallan con un "shock emocional elevado".

Junto a los ingenieros, también fue liberado el último rehén, el policía Herbert Pérez, capturado por los comuneros el jueves pasado tras una incursión de las fuerzas del orden. Su entrega se produjo tras la firma de un acta con las autoridades policiales.

El gobernador González explicó que el acuerdo definitivo con los indígenas, que exigen la salida de la empresa minera, se negociará los siguientes días en la ciudad de La Paz sobre la base del compromiso gubernamental de revertir la concesión de explotación.

La filial tiene desde 2007 la concesión de la mina, donde estima que existen entre 140 y 230 millones de onzas de plata y entre 935 y 1.480 toneladas de indio (semiconductor utilizado en pantallas de cristal líquido). La empresa tenía previsto invertir 50 millones de dólares hasta 2014 en la fase exploratoria.
XS
SM
MD
LG