Enlaces para accesibilidad

Bolivia niega pinchazos telefónicos

  • Voz de América - Redacción

El gobierno de Bolivia sostiene que las comunicaciones entre la embajada y los manifestantes indígenas es una prueba de que Estados Unidos los apoya.

El ministro de Interior de Bolivia negó que el gobierno haya pinchado los teléfonos de la embajada de Estados Unidos para obtener información de comunicaciones entre la embajada e indígenas que protestan contra la construcción de una carretera que atravesará una reserva ecológica.

"Quiero descartar de manera categórica que se trate de pinchazos, interceptación de llamadas”, dijo el ministro Sacha Llorenti en una conferencia de prensa. Llorenti dijo que con la autorización de un fiscal, accedieron a un listado de llamados de empresas telefónicas que muestran “vínculos” entre funcionarios de la embajada y dirigentes indígenas.

El gobierno de Evo Morales asegura que las llamadas son una prueba de que la embajada de Estados Unidos brinda apoyo a los indígenas que protestan contra una carretera en construcción que unirá los valles andinos con la Amazonia y cortará por la mitad el Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), en el centro del país, de 12.000 kilómetros cuadrados.

La oposición, en tanto, acusa al gobierno boliviano de espionaje y de realizar “pinchazos” telefónicos para obtener la información. La legación diplomática estadounidense dijo en un comunicado que “como cualquier otra misión diplomática en Bolivia y en el mundo, mantiene diálogo con los diversos sectores de la sociedad boliviana”, pero negó que brinde apoyo a los indígenas.

"Queremos enfatizar que ni la Embajada de los Estados Unidos en Bolivia ni ningún otro elemento del gobierno estadounidense ha otorgado ningún tipo de apoyo a la marcha indígena", dice el comunicado de la embajada, publicado por el periódico boliviano El Deber.

Con respecto al motivo de las protestas, los funcionarios diplomáticos dijeron que comparten “la visión de la oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas y el gobierno boliviano que el tema del TIPNIS debe ser solucionado mediante el diálogo y consultas según establecen las leyes bolivianas y los estándares internacionales".

Ni Bolivia ni Estados Unidos tienen embajadores en sus respectivos países desde 2008. Por lo tanto, la Cancillería boliviana convocó al funcionario a cargo de la embajada estadounidense en La Paz, el encargado de negocios John Creamer, para explicar los motivos de las llamadas, según El Deber.

XS
SM
MD
LG