Enlaces para accesibilidad

Amotinamiento policial por salarios en Bolivia

  • Voz de América - Redacción

Un policía antimontines dispara gas lacrimógeno durante una protesta de la policía contra el gobierno de Evo Morales, en demanda de incrementos salariales.

Un policía antimontines dispara gas lacrimógeno durante una protesta de la policía contra el gobierno de Evo Morales, en demanda de incrementos salariales.

Los amotinados han quemado ya dos cuarteles, el de hoy cercano al palacio presidencial, mientras exigían mejoras salariales.

La fuerza policial de Bolivia extendió su motín este viernes a la mayoría de ciudades del país, dejándolas sin patrullajes y poniendo en vilo al gobierno de Evo Morales.

Los amotinados han quemado ya dos cuarteles, el de hoy cercano al palacio presidencial, donde prendieron fuego el edificio y atizaron una hoguera en la calle con muebles y documentos mientras exigían mejoras salariales.

Como consecuencia, son soldados y no policías, los que resguardan el palacio presidencial, cuyas puertas permanecen cerradas.

En Santa Cruz, Cochambamba, Oruro, Sucre y Tarija la policía se replegó pacíficamente y dejó a las ciudades sin patrullaje en las calles, según informes de medios locales y de dirigentes de los policías amotinados. El movimiento no es secundado por los oficiales.

"La confrontación no es el camino adecuado para lograr reivindicaciones. Pido a mis camaradas reflexionar y deponer medidas de presión para sentarse a negociar con el alto mando", dijo el viernes el Comandante General coronel Víctor Maldonado en rueda de prensa.

La protesta comenzó la semana pasada con un campamento de las esposas frente a algunas unidades policiales en La Paz y se agravó el jueves con la toma de un cuartel antidisturbios ubicado a unos cien metros del palacio presidencial cuando los bolivianos celebraban el Año Nuevo Aymara, una emblemática fecha instituida por Morales.
XS
SM
MD
LG