Enlaces para accesibilidad

Bolivia defiende su relación con Irán

  • Jorge Guzmán - La Paz, Bolivia

El gobierno de La Paz criticó los comentarios de la secretaria de Estado estadounidense Hillary Clinton.

El gobierno de La Paz criticó los comentarios de la secretaria de Estado estadounidense Hillary Clinton.

La secretaria de Estado dijo que las relaciones de Bolivia con Irán “no eran una buena idea”.

El gobierno boliviano reaccionó a las declaraciones de la Secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, quien advirtió a los países latinoamericanos como Bolivia, que podría haber “consecuencias” si se acercaban a Irán.
La secretaria de Estado también dijo que las relaciones de Bolivia con Irán “no eran una buena idea”.
Luego que el presidente Evo Morales, rechazara “enfáticamente” las declaraciones de la Secretaria de Estado y acusara a Estados Unidos de practicar terrorismo, el vicepresidente y presidente en ejercicio Álvaro García Linera, hizo lo propio.
“Esta critica selectiva es una critica mal intencionada y tiene un fundamento político claro”, dijo García. El vicepresidente boliviano agregó también que Estados Unidos no tiene que preocuparse, porque "como país soberano tendremos relaciones basadas en el desarrollo, la paz, la amistad y el progreso con cualquier gobierno del mundo”.
García Linera, en sus declaraciones al canal estatal de televisión afirmó sentirse decepcionado del gobierno y las autoridades estadounidenses porque no tienen un discurso sincero para profundizar las relaciones diplomáticas con Bolivia .
“Nosotros queremos profundizar nuestras relaciones con Estados Unidos pero lo que no queremos a cambio de eso, es que nos vengan a decir lo que tenemos que hacer. Eso no lo aceptamos”, dijo el vicepresidente.
Por su parte, el vicecanciller Hugo Fernández aclaró que respeta la opinión de Estados Unidos respecto a Irán, pero que las relaciones de Bolivia con el país persa son un asunto interno de Bolivia.
“Lo primero que hay que mencionar es que desde esta chancillería: rechazamos enfáticamente cualquier ingerencia o intento de ingerencia en asuntos internos de Bolivia”, dijo Fernández.
Las relaciones bilaterales entre Bolivia y Estados Unidos se han deteriorado desde que Evo Morales asumió la presidencia en 2006. Las diferencias alcanzaron su máxima tensión en septiembre del año pasado, con la expulsión mutua de los embajadores de ambos países y la posterior suspensión para Bolivia de los beneficios de la Ley de Preferencias Arancelarias Andinas (ATPDEA).

XS
SM
MD
LG