Enlaces para accesibilidad

Correa arremete contra la prensa y la CIDH

  • Voz de América - Redacción

Los presidentes de Ecuador, Rafael Correa, y de Bolivia, Evo Morales, durante la inauguración de la 42a. Asamblea General de la OEA, en Cochabamba, Bolivia.

Los presidentes de Ecuador, Rafael Correa, y de Bolivia, Evo Morales, durante la inauguración de la 42a. Asamblea General de la OEA, en Cochabamba, Bolivia.

El presidente ecuatoriano atacó a los medios, de los que dijo son "la última dictadura en América Latina" y al sistema interamericano de derechos humanos y la influencia de EE.UU. y las ONGs de derecha en el mismo.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha arremetido duramente contra la prensa diciendo que hoy en día "se defiende a la mentira en el nombre de la libertad de expresión".

Sus declaraciones las hizo durante una larga intervención este lunes 4 de junio de 2012, en el primer día de sesiones de la 42a. Asamblea General de la OEA, en Cochabamba, Bolivia.

OEA adopta la Carta Social de las Américas

La Asamblea General de la OEA aprobó este mediodía de lunes 4 de junio de 2012, la Carta Social de las Américas que establece los derechos económicos, sociales y culturales, luego de más de 10 años de negociación.

La Carta Social se considera como un tercer elemento base del sistema democrático de las Américas, del cual ya forman parte la Carta Democrática y la Convención Americana de los Derechos Humanos.

El objetivo de la Carta Social es el de combatir la pobreza en el Hemisferio.

La idea de la Carta Social fue inicialmente propuesta por el gobierno de Venezuela y así lo recordó el exembajador de ese país ante la OEA, Jorge Valero, ahora embajador ante Naciones Unidas, quien tomó la palabra como propulsor de ese proyecto.

Quedará pendiente la aprobación de un plan de acción para hacer cumplir los compromisos establecidos en la Carta.
El mandatario ha llegado a decir que la prensa comercial "es la última dictadura de America Latina" y se ha quejado por las críticas que él ha recibido en lo que él considera "delitos de injurias". Además, ha llamado a un debate mundial sobre el papel de la prensa y los grandes capitales en la democracia.

El secretario adjunto para Asuntos Públicos del departamento de Estado de Estados Unidos, Mike Hammer había subrayado el viernes que "la libertad de expresión es sumamente importante para la vitalidad de una democracia" y que "los países que no aceptan estas críticas deberían preocuparse por hacer lo necesario" para proteger esos derechos.

Una corte ecuatoriana condenó en primera instancia a dos periodistas, al pago de dos millones de dólares al presidente Rafael Correa, quien los demandó por daño moral a raíz de un libro que denunció contratos de un hermano suyo con el Estado.

De la misma manera, Correa demandó a un ex editorialista, tres directivos y al diario El Universo, que fueron condenados al pago de 44 millones de dólares.

Correa también se ha referido al sistema interamericano de derechos humanos, y especialmente a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, de la que dijo no está a la altura de los cambios revolucionarios que según él vive la región y que debería "adaptarse, o morir".

Correa se ha quejado del poder que tiene EE.UU en este sistema, aún cuando no es parte de la Convención de Derechos Humanos ni reconoce su jurisdicción. A su vez, cree que la financiación de la Corte Interamericana de Derechos Humanas debería partir de la región, y no de EE.UU. y Europa.

Dentro de esta revolución en la institución, el presidente ecuatoriano se ha referido también a los asuntos de las islas Malvinas o Falklands y al embargo estadounidense a Cuba, que según él se deberían tratar en este tipo de reuniones.

Citando a Fidel Castro, Correa ha considerad que la OEA es hoy un "Ministerio de las Colonias", de Estados Unidos.

También se ha quejado del “ONGsismo”, o el creciente papel de las Organizaciones No Gubernamentales (ONG´s) en la monitorización de los derechos humanos en la región. Según él estas organizaciones están controladas por grandes grupos mediáticos.

Evo inaugura la Asamblea en Cochabamba.

En la ceremonia de apertura de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), el presidente de Bolivia, Evo Morales ha señalado como una de sus prioridades políticas el que los recursos naturales “estén en la mano del pueblo bajo la administración del Estado”.

Según Morales, su experiencia como le obliga “sugerir a los países de América Latina, el Caribe y el mundo a recuperar sus recursos para el bien de todos los pueblos”. Morales expropió el mes pasado la empresa Transporte de Electricidad (TDE), filial de la española Red Eléctrica.

De acuerdo con las exigencias venezolanas, Morales también ha reclamado una “refundación” de la OEA, diciendo que “hay dos caminos: o muere al servicio del imperio o renace al servicio de los pueblos”.

Entre otras cosas Morales reclama el cambio de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en la que se quejan, Estados Unidos tiene demasiada influencia.

El secretario general de la OEA, abrió el sabado 3 esta Asamblea General, cuyo tema principal, la seguridad alimentaria en la región, está conviviendo con otros asuntos espinosos, traídos a colación por líederes como Morales o Correa.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG