Enlaces para accesibilidad

El fútbol sigue parado en Argentina


Los clubes argentinos percibieron ganancias en la temporada pasada por US $24,4 millones.

Los clubes argentinos percibieron ganancias en la temporada pasada por US $24,4 millones.

Los dos clubes más populares de Argentina son las que registran mayores pasivos, con Boca Juniors a la cabeza, con deudas por US $28.888.162, seguido por River Plate con US $28.110.609.

La decisión de suspender en Argentina el comienzo de los torneos de fútbol profesional en el segundo semestre, incluso el Apertura 2009 de la Primera división, se mantiene en vigor, mientras se negocia una solución al millonario endeudamiento de los clubes.

“Hoy por hoy, no hay fútbol”, dijo Julio Grondona, presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y vicepresidente de la FIFA, tras reunirse con autoridades del Gobierno, que ha emplazado a las entidades a cancelar sus compromisos.

El director de la agencia fiscal del Gobierno, Ricardo Echegaray, dijo tras la reunión que varios clubes han acordado un plan de regularización de deudas por 300 millones de pesos (78 millones de dólares).

Pero ninguna fuente oficial reveló cuál es el monto de la deuda que otras instituciones mantienen en mora y sin indicios de arreglo.

Grondona, consultado sobre las vías de solución, mencionó un antiguo reclamo de la AFA a las empresas que tienen los derechos de televisación para que aporten más dinero.

El dirigente dijo que las compañías podrían derivar al fútbol 12 pesos de lo que cobran a cada abonado a la TV por cable, pero sin aumentar el precio del servicio.

Grondona propuso, además, que todos los partidos que se transmiten por la TV por cable, se vean sin pagar un adicional, para ver en directo los más importantes.

Por contrato, la TV debía aumentar su aporte a los clubes de 230 a 268 millones de pesos para la temporada 2009/10, pero Grondona dijo que ese incremento es insuficiente.

La AFA suspendió hace una semana los campeonatos de todas las categorías, debido a la crisis financiera de los clubes, que arrastran millonarias deudas con sus planteles, con el Estado y otros acreedores.

Grondona también apunta a renegociar un contrato con el Estado debido a que el actual sistema de apuestas deportivas Prode cayó en desuso y casi no genera ganancias.

El Prode dejó de interesar a los aficionados por los avances de las apuestas en Internet y los concursos clandestinos.

XS
SM
MD
LG