Enlaces para accesibilidad

Blackberry Playbook: serio y divertido

  • Anchel Labena

Tanto en su posición vertical como horizontal podremos usar el PlayBook agarrándolo con una sola mano.

Tanto en su posición vertical como horizontal podremos usar el PlayBook agarrándolo con una sola mano.

A pesar de estar dirigido a empresarios este tablet tiene diversión para todos.

A estas alturas ya es obvio el éxito que están teniendo los tablets, pequeñas computadoras de pantalla táctil y con aplicaciones pensadas para su uso en cualquier lugar.

Por ello no sorprendió a nadie que RIM, la empresa detrás de la popular BlackBerry, anunciara en septiembre de 2010 su apuesta para el mercado bajo el nombre de BlackBerry PlayBook.

He puesto a prueba la primera versión de este Tablet en su modelo de 16 GB y el resultado es muy positivo, aunque tampoco es perfecto.

Lo primero a tener en cuenta con el PlayBook es su público objetivo. En este tema ni siquiera la propia RIM parece ponerse de acuerdo. La empresa canadiense quiere que se convierta en un complemento de trabajo para los usuarios de su celular, pero al mismo tiempo promociona su capacidad para juegos e incluso añade algunos gratuitos de gran calidad como Need for Speed: Undercover. ¿Busca RIM apelar al empresario? ¿O al usuario doméstico?

Hardware

La apariencia externa del PlayBook es sencilla al máximo. Al frente no hay nada más que una pantalla en un marco negro con el logotipo de BlackBerry y una cámara frontal, sin ningún botón ni físico ni táctil.

Todos los botones se sitúan en el borde superior (apagar, volumen y reproducir/pausar) mientras que en la parte inferior están el conector microUSB, que hace simultáneamente las tareas de cargar la batería y de transferir archivos desde la computadora, y el conector HDMI para poder ver las fotos y reproducir los videos en un televisor. También dispone de su propio conector para extensiones como estaciones de carga.

En comparación con el omnipresente iPad (y el iPad 2) la pantalla del PlayBook es considerablemente más pequeña, 7 pulgadas que contrastan con las 9,7 del tablet de Apple. Al igual que ya remarqué acerca del Samsung Galaxy Tab, este formato convierte al PlayBook en un gadget muy cómodo de usar en cualquier sitio, y sujetarlo con las manos durante un tiempo prolongado no resulta pesado.

Un pequeño detalle: la parte trasera tiene un tacto gomoso muy agradable al uso.

Software

Pero donde realmente brilla el PlayBook es en su funcionamiento.

Bajo el sistema operativo QNX, los menús y aplicaciones funcionan, por lo general, de manera muy fluida, con contadas excepciones que supongo podrán pulir en futuras revisiones del software. Además incorpora un innovador sistema de control que hace uso del mismo marco del tablet: un gesto desde el borde inferior hacia el centro minimiza la pantalla que tengamos abierta en ese momento y nos devuelve al menú principal, mostrando una previsualización de las aplicaciones abiertas, mientras que un gesto de arriba al centro muestra las opciones de la aplicación.

De la misma manera los gestos desde los laterales al centro nos permite cambiar entre las distintas ventanas abiertas, una función que sin duda alguna supera tanto al iPad como a las decenas de tablets con Android disponibles.

Las aplicaciones imprescindibles se encuentran ya preinstaladas: un navegador web impresionante que además soporta páginas con Flash (algo que Apple se niega a incluir en su iPad), un visor de fotos, reproductor musical con listas de canciones, la aplicación para la cámara (la principal de 5 megapíxeles y la frontal de 3 megapíxeles, ambas con grabación de video en HD a 1080p), podcasts, Youtube, mapas (curiosamente a través de Bing Maps y no Google), lector de PDF, grabadora de voz y tres aplicaciones de ofimática para abrir y editar documentos de Word, Excel y Powerpoint.

Pero lamentablemente le faltan dos aplicaciones de tremenda importancia: correo y calendario. Sorprende que BlackBerry, que se hizo popular por su impresionante gestión de correo electrónico, no haya añadido soporte para estas dos funciones. Según RIM no falta mucho para que lleguen a través de una actualización gratuita, pero por el momento tendremos que conformarnos con enlaces a las webs de Hotmail, GMail y Yahoo! Como punto positivo la página web de GMail para tablets es muy funcional y está perfectamente adaptada para funcionar en un tablet, con un panel lateral para ver la bandeja de entrada y otro para leer el mensaje.

Eso sí, sus editores de documentos son excelentes. Lo que le falta es un sistema para poder enviarlos por email (abrir archivos adjuntos en las webs de correo sí que funciona). De la misma manera descargar y abrir archivos PDF es fácil y rápido. De hecho, como lector es un aparato muy versátil gracias a su brillante pantalla y su pequeño tamaño que no llega a dificultar la lectura.

El veredicto final

Volviendo a la pregunta del principio: ¿a quién va dirigido el PlayBook? Definitivamente se trata de un tablet mucho más serio que la competencia, pero sin dejar de lado los apartados multimedia, juegos y social que tan bien se han adaptado a este formato. No se trata tan solo de un tablet para empresarios, pero sí les resultará más atractivo, sobre todo gracias a la conectividad con otros dispositivos Blackberry.

Sin embargo todavía se trata de una plataforma muy nueva, por lo que por el momento veremos muchas menos aplicaciones que en la competencia, especialmente en comparación con el iPad. Pero su reducido tamaño y comodidad de uso lo hacen un excelente competidor.

XS
SM
MD
LG