Enlaces para accesibilidad

El fugitivo más buscado de la historia


La ciudad de Abottabad donde fue abatido Osama bin Laden, es patrullada por policía militar de Pakistán.

La ciudad de Abottabad donde fue abatido Osama bin Laden, es patrullada por policía militar de Pakistán.

Osama bin Laden envío varios mensajes grabados generando frustración en Estados Unidos, una frustración que ahora ha llegado a su fin.

El terrorista más buscado del mundo, Osama bin Laden, ha muerto a los 54 años de edad.

El anuncio fue realizado por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien dijo que el terrorista más buscado fue abatido por fuerzas especiales de Estados Unidos el domingo 1º de mayo, en un campamente en Pakistán.

Acusado por atrocidades a través de ataques terroristas en por lo menos tres continentes, bin Laden se convirtió en el objetivo de la que quizás sea la mayor cacería humana por parte de Estados Unidos en toda la historia.

Tras los catastróficos ataques contra Nueva York y Washington el 11 de septiembre de 2001, el entonces presidente, George W. Bush convocó a encontrar al autor intelectual de los ataques: Osama bin Laden.

“Este hombre quiere destruir cualquier vestigio de civilización para lograr el poder y los beneficios. Es tan diabólico que es capaz de mandar a hombres jóvenes al suicidio mientras él se esconde en las cavernas. No solamente es culpable de un asesinato inconcebible, sino que no tiene conciencia ni alma” dijo el entonces mandatario.

Pero la imagen del terrorista más buscado del mundo se presentaba como un fuerte contraste a su pacífica y confortable apariencia.

Nacido el 10 de marzo de 1957, era uno de los más de 50 hijos de un rico magnate saudita de la construcción, quien falleció cuando Osama bin Laden era todavía un adolescente.

Criado en la opulencia de las altas clases sauditas y con relaciones con los miembros de la familia real gobernante, bin Laden se propuso lograr su diploma en ingenería y continuar trabajando en los negocios de su familia.

Pero su vida cambió para siempre en 1979, cuando la Unión Soviética invadió Afganistán.

Como muchos musulmanes, bin Laden abandonó su casa para unirse a la lucha contra los soviéticos. Inicialmente su participación fue solamente de apoyo logístico a los nuevos reclutas de los muyahidines islámicos afganos, los mismos que eran apoyados por Estados Unidos.

Pero a mediados de 1980, bin Laden decidió los dividendos de la riqueza de su familia para formar su propia milicia, que posteriormente sería conocida como “al-Qaeda!, que en árabe significa “La Base”.

Tras el retiro de los soviéticos, bin Laden regreso a su casa, pero se mantuvo en contacto con los veteranos de la guerra de Afganistán y mantuvo su interés en otras causas musulmanas.

Otro gran cambio en su vida se produjo en 1990 cuando Irak invadió a Kuwait, lo que generó que Arabia Saudita solicitara a Estados Unidos el despliegue de tropas en su territorio.

El arribo de no musulmanes a lo que él consideraba tierra santa fue considerado por bin Laden como una afrenta contra el islam. Protestó enfáticamente contra la medida lo que resultó en su expulsión de Arabia Saudita en 1991.

En ese entonces bin Laden se refugió en Sudán donde orquestó ataques contra los militares estadounidenses en Somalia y Arabia Saudita. Bajo la presión de Estados Unidos, Sudán lo expulsó en 1996 y bin Laden decidió regresar a Afganistán.

Vikram Parekh, analista del grupo basado en Bruselas, Crisis Internacional dice que se convirtió en un cercano aliado del nuevo régimen Talibán que estaba en el gobierno.

Sin embargo, bin Laden continuo planificando ataques contra Estados Unidos, como el atentado con bombas contra las embajadas de estadounidenses en Kenia y Tanzania en 1998, y luego el ataque contra Nueva York y Washington en 2001 que dejó más de 3.000 muertos.

El movimiento Talibán se negó a entregar a bin Laden a Estados Unidos en diciembre de 2001, y pasó a esconderse en las montañas.

En los años siguientes, Osama bin Laden envío varios mensajes grabados generando frustración en Estados Unidos, una frustración que ahora ha llegado a su fin.

XS
SM
MD
LG