Enlaces para accesibilidad

Escuelas y subterráneo siguen cerrados en Bruselas

  • Voz de América - Redacción

Soldados belgas patrullan las calles en el centro de Bruselas, mientras continúan los cierres y la alerta máxima.

Soldados belgas patrullan las calles en el centro de Bruselas, mientras continúan los cierres y la alerta máxima.

la policía francesa analizaba lo que parece ser un cinturón-bomba hallado el lunes en un basurero en el suburbio parisino de Montrouge.

Las escuelas y el sistema de trenes subterráneos continuaron cerrados este martes en Bruselas, la capital de Bélgica, mientras las autoridades buscan al principal sospechoso de los ataques del 13 de noviembre en París.

El primer ministro belga, Charles Michel, dijo el lunes que debido a que persiste la seria amenaza la capital continuará en estado de alerta máxima hasta por lo menos la semana próxima.

Michel dijo que el país quiere regresar a la normalidad y que el miércoles los niños volverán a las escuelas y los trenes volverán a correr.

Mientras tanto, las autoridades marroquís dijeron que Bélgica pidió cooperación estrecha e intensa en la búsqueda del sospechoso de París, Salah Abdeslam, quien ha evadido su arresto desde que entró a Bélgica horas después del ataque en el que murieron 130 personas.

Una pista marroquí ayudó la semana pasada a la policía francesa llegar a un apartamento en el norte de París donde otro sospechoso, el presunto cerebro de la operación, Abdelhamid Abaaoud, fue muerto en el asalto del 18 de noviembre.

Por otro lado, la policía francesa analizaba lo que parece ser un cinturón-bomba hallado el lunes en un basurero en el suburbio parisino de Montrouge. El cinturón, que no tenía detonador, mostró trazos de TATP, un explosivo usado en los atentados de París.

El cinturón, que contenía clavos y tornillos, fue encontrado en la misma zona en que fue hallado un teléfono perteneciente al fugitivo Abdeslam, quien fue visto en el área la noche de los ataques.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG