Enlaces para accesibilidad

Los Marlins suspenden a Ozzie Guillén por 5 juegos

  • Voz de América - Redacción

Aficionados de los Marlins protestan en las afueras del Marlins Park, donde Ozzie Guillen pedía disculpas en una rueda de prensa.

Aficionados de los Marlins protestan en las afueras del Marlins Park, donde Ozzie Guillen pedía disculpas en una rueda de prensa.

"Espero que les quede claro lo que siento por el régimen castrista, Venezuela y Nicaragua y lo que ustedes quieran", aseveró.

"Me siento avergonzado y triste por lo que ha pasado", comenzó diciendo el manager venezolano de los Marlins de Miami, Ozzie Guillén en su rueda de prensa en la que pidió disculpas este martes a la comunidad cubana de esa ciudad, tras declarar a la revista Time que él adoraba a Fidel Castro y lo respetaba por mantenerse en el poder por tanto tiempo. El equipo, sin embargo, decidió suspenderlo por cinco juegos.

"Creo que de mi parte he herido sustancialmente a un pueblo, he herido a una comunidad, sin quererlo pero lo hice, no solo al pueblo cubano en cualquier parte del mundo y a los que están en su país, sino a todo los latinoamericanos", dijo un compungido Guillén.

"Quiero pedir perdón con el corazón en la mano.. de corazón, no vengo aquí para intentar salir de un problema sino aclarar cosas que hay que aclarar", añadió

"Espero que cuando me levante de aquí les quede claro lo que siento por el régimen castrista, Venezuela y Nicaragua y lo que ustedes quieran", aseveró a los periodistas.

Los Marlins anunciaron que la suspensión por cinco juegos es efectiva de inmediato.

Los Marlins reconocieron “la seriedad de los comentarios” expresados por Guillén en expresando en un comunicado difundido por la organización que “la pena y el sufrimiento causado por Fidel Castro no pueden ser minimizados, especialmente en una comunidad llena de víctimas de la dictadura”.

Guillén, en gira con su equipo fuera de la ciudad desde el fin de semana, tuvo que regresar para intentar apagar el malestar de la gente.

“Quiero que sepan que estoy 100 por ciento en contra –lo repito de nuevo- de la manera en que este hombre (Fidel Castro) ha estado tratando a las personas durante los últimos 60 años”, dijo.

La gerencia de los Marlins, que recién la semana pasada estrenó el Marlins Park, su nuevo y moderno estadio en el que se gastaron $634 millones provenientes en su mayoría de los contribuyentes, se adelantaron a expresar en un comunicado que “no hay nada que respetar” acerca de Castro.

Pero el daño ha sido grave entre la comunidad cubana en el exilio. El Presidente de la Comisión del Condado Miami-Dade, Joe A. Charlan, denunció en una carta que los residentes de Miami-Dade County han sido ofendidos. “En nombre de los americanos, especialmente, aquellos que han llegado desde otros países escapando de la persecución, urge fuertemente que usted pida la renuncia del señor Guillén”, le pedía al dueño de los Marlins, Jeffrey Loria.

Guillén, declaró recientemente a El Nuevo Herald sentirse “apenado. Me siento culpable no porque estar mintiendo sino porque esto no me ha dejado dormir en tres días. Sólo mi esposa sabe lo mal que he estado en los últimos días. Me siento muy culpable, triste y apenado. Cualquier que quiera estar allí [en la rueda de prensa], está invitado”.

Es sus nueve años en las grandes ligas, Guillén se ha caracterizado por sus agudos comentarios, bordeando el insulto, que en ocasiones ha dirigido contra los gais, los oponentes de la inmigración ilegal e incluso, contra algunos venezolanos.

Cuando guiaba a los Medias Blancas de Chicago, en octubre de 2005, Guillén habló en el programa radial de Hugo Chávez para decir: “No a mucha gente le agrada el presidente. A mí, sí”. Durante los últimos años su posición ha sido más crítica sobre el mandatario de Venezuela.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG