Enlaces para accesibilidad

De ponerse las pilas

  • Voz de América - Redacción

La nueva moda de tecnología móvil obliga a los ingerios a buscar un sistema más eficiente de recarga.

La nueva moda de tecnología móvil obliga a los ingerios a buscar un sistema más eficiente de recarga.

Los elementos de un modelo para recargar las baterías de tus dispositivos móviles podrían encontrarse justamente en tu ropa.

Un grupo de investigadores desarrolló un sistema con hebras individuales de hilo que cubren una batería para provocar un efecto de recarga.

Por ejemplo, los relojes inteligentes y los lentes inteligentes son parte de la apasionante clase emergente de dispositivos electrónicos que puedes portar de una forma más natural, no obstante, como cualquier otro artículo electrónico, en algún momento deben ser removidos del cuerpo del usuario para ser recargados.

Pero la integración de las baterías con la tela podría ser la solución para posponer por mucho más tiempo o incluso eliminar la recarga. Para hacerse cargo de las numerosas tareas de sus usuarios, los dispositivos electrónicos modernos por lo general consumen una gran cantidad de energía.

Los ingenieros tienen que decidir entre la integración de una batería más grande o sacrificar la vida de la batería. Baterías más grandes conducen a un aspecto más voluminoso del aparato.

Para evitar este proceso, un equipo de investigadores de Corea del Sur se propuso crear una batería que puede ser recargada gracias a la electricidad que produce la frotación entre miles de hebras de hilo y los poderes solares, permitiendo a cualquier usuario utilizar sus dispositivos portátiles durante períodos mucho más largos sin necesidad de recarga.

Todo inicia con hebras de hilo que luego se envuelven en el níquel, carbono y otros materiales que componen una batería. Luego se añaden células solares ligeras.

El equipo que investiga este proceso para desarrollar la vida de una batería, asegura que estas hebras pueden ser tejidas directamente en el brazalete de un reloj inteligente con una batería flexible, intentado optimizar todos los espacios no visibles y provocando la fricción necesaria para potenciar la recarga.

Aunque este tipo de baterías siguen siendo parte del futuro cercano, su desarrollo podría llevarnos a una era en donde recargar un teléfono, tableta inteligente o cualquier otro aparato portátil inteligente, sea cuestión del pasado.
XS
SM
MD
LG