Enlaces para accesibilidad

Basura espacial: peligro en órbita

  • Voz de América - Redacción

En junio pasado, la tripulación a bordo de la Estación Espacial Internacional se vio ante una emergencia.

En junio pasado, la tripulación a bordo de la Estación Espacial Internacional se vio ante una emergencia.

La cantidad de chatarra que circunda la Tierra es tanta que los científicos han empezado a temer por la seguridad de los astronautas.

El volumen de desperdicios que flota en el espacio en zonas cercanas a la superficie de nuestro planeta es tanto que se ha convertido en un peligro para los astronautas, según un grupo de científicos.

Un informe del Consejo Nacional de Investigaciones (NRC, por sus siglas en inglés) advirtió que dada la frecuencia de los choques con restos de cohetes, chatarra de viejos satélites y otros desperdicios de vuelos espaciales ha llegado el momento de hacer algo.

Los autores del estudio de la NRC, una dependencia de la Academia Nacional de Ciencias de EE.UU., dijeron que aunque la NASA lleva 32 años protegiendo con éxito a las misiones espaciales de colisiones con escombros, problemas de presupuesto y de falta de personal podrían poner en peligro tales esfuerzos.

Se calcula que existen unos 22.000 desperdicios en órbita de tamaño suficiente como para ser rastreados, sin contar otros más pequeños, estimados en unos 500.000 también peligrosos para las naves espaciales tripuladas y que pueden tener hasta 10 centímetros de diámetro.

La solución del problema aún no ha quedado muy clara y hasta se ha llegado a sugerir el uso de aspiradoras o redes gigantes, imanes y hasta de una especie de sombrillas espaciales

Lo cierto es que en junio pasado, la tripulación a bordo de la Estación Espacial Internacional se vio ante una emergencia cuando un pedazo de chatarra se acercó a unos 355 metros de su órbita.

De hecho, no han sido pocos los satélites que han sufrido daños o han quedado inhabilitados debido a colisiones con pequeños objetos de basura espacial, que orbitan la Tierra a velocidades de varios kilómetros por segundo.

Aunque según el estudio, la NASA no está haciendo todo lo suficiente para poner freno al peligro, los científicos admiten la complejidad que entraña el limpiar el espacio extraterrestre de desperdicios, ya que incluso hay leyes internacionales que prohíben llevar a cabo esa tarea a un país recolectando “objetos” de otro.

XS
SM
MD
LG