Enlaces para accesibilidad

¿Lo ayudará o lo perjudicará?

  • Jim Malone - Washington, DC

La Casa Blanca espera recuperar el impulso de los votantes jóvenes que en 2008 ayudaron a Obama a ganar la presidencia.

La Casa Blanca espera recuperar el impulso de los votantes jóvenes que en 2008 ayudaron a Obama a ganar la presidencia.

La declaración puede ayudar a Obama con los votantes homosexuales y con la base del Partido Demócrata decepcionada con su presidencia.

Muchos de los que nos dedicamos al periodismo, también nos dedicamos a la historia. Nos describimos como testigos y muchas veces nos sentimos inspirados por la descripción de nuestra profesión de ser “los primeros de escribir ensayos de la historia”, incluso cuando muchas veces no pensamos que estemos escribiendo la historia cada día.

Sin embargo, este viernes 9 de mayo de 2012 fue diferente. Por primera vez en la historia un presidente de Estados Unidos dio su apoyo público al matrimonio entre homosexuales. Para los activistas a favor de los derechos de los homosexuales fue verdaderamente un momento histórico, un momento para recordar. Sin importar el perfil político, el presidente Barack Obama ha ingresado a la historia por lo que muchos partidarios definen como una decisión valiente en una tema social que ha dividido al país a la mitad.

Pero del lado de las ramificaciones políticas, francamente, es todo muy incierto.

La elección presidencial de 2012 podría ser una de las más cerradas, por lo cual si el presidente puede abogar a favor de que su base demócrata asista a votar, será un buen resultado para su candidatura a la reelección.

Obviamente su declaración va a ayudarlo a contar con los votantes homosexuales y con la amplia base de votantes del Partido Demócrata que hasta el momento se habían manifestado decepcionados con los resultados de la presidencia de Obama.

Otro elemento a su favor, es el hecho de que la comunidad homosexual es capaz de actuar como una fuente relevante de recaudación de fondos para la campaña del mandatario y seguramente ahora se sentirán más alentados a hacerlo.

Los votantes jóvenes en particular, son otro sector que apoya los derechos de los homosexuales al matrimonio y la decisión del presidente puede motivarlos a asistir a votar en forma masiva por su candidatura tal como lo hicieron en 2008.

Hace cuatro años el presidente Obama se benefició por una asistencia histórica de votantes jóvenes y una de las pesadillas de la Casa Blanca es que no repitan en esta elección y eso le pueda costar la elección a Obama.

Pero si la tendencia se mantiene, los votantes jóvenes pueden representar una ola de creciente apoyo, lo que significa que muchos candidatos, especialmente los demócratas, pueden beneficiarse en los años por venir.

Por otra parte, parejas de homosexuales son presentados como personajes en los programas de televisión, lo que ha incrementado la aceptación a nivel social, especialmente por las audiencias jóvenes.

Los riesgos

Pero más allá de todas estas consideraciones, todavía existen riesgos en la decisión de Obama. El matrimonio entre homosexuales aún sigue siendo un tema polarizante en el país y ante la proximidad de una elección, podría hacer una diferencia no precisamente positiva.

La opinión del público en favor del matrimonio entre homosexuales es creciente, pero las encuestas aún revelan que existe una profunda división sobre el tema casi por partes iguales, donde quienes lo favorecen tienen una ligera ventaja de 50% a 48% según el último estudio de Gallup.

En cambio, estado por estado, el apoyo al matrimonio entre homosexuales no es favorable en este momento. El día antes del anuncio del presidente, Carolina del Norte se convirtió en el trigésimo estado en definir el matrimonio como la unión solamente entre un hombre y una mujer.

Solamente seis estados y el Distrito de Columbia, donde se encuentra Washington, la capital del país han legalizado el matrimonio entre homosexuales y nueve estados reconocen las uniones civiles o asociación doméstica.

Respuesta tibia de Romney

Muchos analistas políticos consideran que la respuesta del virtual nominado del Partido Republicano, Mitt Romney, a la declaración de Obama, fue tibia, casi silenciosa.ç

Sin dudas, los líderes conservadores parecen felices de poder contar con un elemento que pueden usar contra el presidente Obama en las elecciones de noviembre. Pero solamente un opositor del matrimonio entre homosexuales llegó tan lejos como para decir que el tema le costaría la elección al presidente.

En cambio, Romney está tratando con muchos cuidado a los votantes independientes y evitó una definición dramática sobre el tema y prefirió mantenerse enfocado en los temas económicos.

Ingresar en una confrontación con el presidente Obama en temas sociales puede sin dudas motivar a la base conservadora republicana, pero probablemente no le permitirá a Romney ganar adhesiones entre el voto independiente que suele definir las elecciones oscilando entre ambos partidos.

En 2004 la campaña de reelección del presidente George W. Bush subrayó el tema del matrimonio entre homosexuales en varios estados que eran clave. El esfuerzo dio resultado y los votantes evangélicos, quienes lo ayudaron a derrotar al senador John Kerry.

El voto independiente

Pero la política en 2012 es más compleja. Claramente el país parece estancado en una división por partes iguales sobre el tema, lo cual es una victoria para los partidarios del matrimonio entre homosexuales dado que hace 5 o 10 años estaban claramente en desventaja.

Esta realidad debería ayudar a la base demócrata que apoya a Obama, pero en definitiva también puede hacer lo mismo por la base conservadora republicana que finalmente apoyará a Romney, aunque el ex gobernador de Massachusetts no sea visto como un conservador puro por los propios conservadores.

La diferencia puede estar entre los votantes independientes y en ese segmento Obama se podría ver más beneficiado, porque los independientes suelen ser más liberales y progresistas en materia social y conservadores en temas económicos, partidarios del libre mercado.

De cualquier forma, el presidente Obama hizo historia en el tema y si finalmente lo ayudará o lo perjudicará en noviembre, eso todavía sigue siendo harina de otro costal.
XS
SM
MD
LG