Enlaces para accesibilidad

Obama llega a Cartagena para Cumbre de las Américas

  • Voz de América - Redacción

El presidente Barack Obama a su llegada esta tarde de viernes a Cartagena de Indias, Colombia.

El presidente Barack Obama a su llegada esta tarde de viernes a Cartagena de Indias, Colombia.

Entre los funcionarios que le recibieron en el aeropuerto estaban Martín Santos, hijo del presidente colombiano Juan Manuel Santos, y el alcalde de Cartagena, Campo Elías Terán.

El presidente estadounidense Barack Obama llegó esta tarde a Cartagena de Indias, Colombia en donde permanecerá por dos noches para asistir a la VI Cumbre de las Américas que comienza oficialmente mañana.

La aeronave que trajo a Obama, el Air Force One, aterrizó en el aeropuerto internacional Rafael Núñez del puerto caribeño a las 16H34 locales (21H34 GMT).

A diferencia de otros presidentes, Obama no habló a su llegada.

Entre los funcionarios que le recibieron en el aeropuerto estaban Martín Santos, hijo del presidente colombiano Juan Manuel Santos, y el alcalde de Cartagena, Campo Elías Terán y el embajador de Colombia en Washington, Gabriel Silva.

Obama viaja con unos 60 funcionarios y un número no establecido de periodistas. Cartagena estaba totalmente colapsada, el tráfico paralizado, a la espera del paso de la caravana presidencial estadounidense formada por 17 automóviles, que se desplazaría hacia el hotel Hilton que será ocupado exclusivamente por la delegación estadounidense.



El presidente Obama, que ya debutó en la V Cumbre de las Américas en Puerto Príncipe, tiene una apretada agenda en Cartagena, que comienza esta misma noche con una cena ofrecida por el presidente anfitrión, Juan Manuel Santos.

El presidente estadounidense participará en los actos de inauguración de la VI Cumbre y en la tarde del domingo realizará un encuentro bilateral con su par colombiano, Juan Manuel Santos.

Es la primera ocasión en la historia que un presidente estadounidense pernoctará dos días en la nación andina.

Con la mente en los votantes

El presidente estadounidense Barack Obama se detuvo esta mañana en Tampa, Florida, camino a la Cumbre de las Américas que inicia hoy en Cartagena, para hablar de Latinoamérica pero pensando en los votantes de casa.



“Cuando hable con los demás líderes al llegar a Colombia, voy a estar pensando en ustedes”, dijo Obama a una audiencia de trabajadores en el puerto de la Bahía de Tampa. “Quiero que les vendamos nuestros productos y quiero poner a trabajar a más estadounidenses”.

“Muchos de los países en la región van para arriba. Sólo en Latinoamérica, en la década pasada, decenas de millones de personas han salido de la pobreza y ahora son la clase media. Así que están en posición de comenzar a comprar productos estadounidenses”, dijo Obama.

“Significa que tienen más dinero para gastar y queremos que gasten en productos hechos en Estados Unidos, para que las empresas estadounidenses contraten más gente”.

Se espera que la visita de tres días del presidente Obama a Colombia sea seguida de cerca por muchos latinos, un grupo de votantes clave en los Estados Unidos. Con más de 50 millones de hispanos americanos, 21 millones de ellos votantes habilitados, Obama tiene una audiencia importante que es especialmente vital en este año electoral.

Durante su corta parada, Obama anunció una iniciativa para ayudar a la pequeña empresa, incluyendo las empresas de los latinos, proporcionando financiamiento y contactos con compradores extranjeros potenciales interesados en sus productos.

"Ningún régimen autoritario dura eternamente"

Poco antes de viajar a Cartagena de Indias, el presidente Obama, afirmó que aspiraba “en Venezuela, al igual que en todos los países, queremos ver elecciones que sean libres y justas en las que se respete la voluntad de la gente”, a la vez que reafirmó que espera una "Cuba democrática", a la vez que recordó que "ningún régimen autoritario dura eternamente".

En una entrevista al Grupo de Diarios de América, Obama dijo que “el pueblo venezolano es el que tiene que determinar su camino democrático", a la vez que definió la relación con Latinoamérica como “crítica” para los intereses de Estados Unidos.

En la extensa entrevista Obama se refirió a las relaciones con Cuba, con Colombia, la situación de Irán en la región, el avance de China, la inmigración y las alianzas regionales. El mandatario estadounidense arribará a Cartagena de Indias este viernes 13 de abril de 2012 por la tarde.

El gobierno de Cuba se niega a cambiar

En cuanto a la ausencia de Cuba en las Cumbres, Obama dijo que espera “con entusiasmo el día en que una Cuba democrática reclame su merecido puesto en la Cumbre de las Américas y el día en que el pueblo cubano disfrute de los mismos derechos y libertades que otra gente en nuestra región y alrededor del mundo”. La respuesta reafirmó la posición de Estados Unidos reclamando de Cuba el desarrollo de un modelo democrático y el respeto de las libertades fundamentales.

También recordó que bajo su gobierno se impulsó la búsqueda de “un camino para la reintegración de Cuba al sistema interamericano”, basada en la Carta Democrática Interamericana de 2001 y el respeto a los derechos humanos por parte de las autoridades cubanas. Pero “desafortunada y trágicamente, los líderes de Cuba han rechazado ese camino repetidamente”.

A la misma vez Obama afirmó que “como presidente, he hecho los cambios más significativos en varias décadas a nuestra política hacia Cuba”, sin embargo “las autoridades cubanas no han mostrado interés alguno en modificar su relación con Estados Unidos, ni tampoco ninguna disposición a respetar los derechos democráticos y humanos del pueblo cubano”, afirmó.

Sin embargo, Obama destacó que en favor del pueblo cubano "la historia demuestra que las ansias de libertad y dignidad humanas no pueden negarse para siempre" y afirmó que "ningún régimen autoritario dura eternamente".

En la entrevista Obama recordó que “durante la reciente visita del Papa Benedicto XVI, las autoridades cubanas reiteraron que Cuba permanecerá siendo un estado de un solo partido y procedieron a continuar persiguiendo a aquellos que elevan su voz en apoyo a los derechos del pueblo cubano”.

Legalización de las drogas

En cuanto a la propuesta de legalización de las drogas impulsada por el presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, que será uno de los temas a considerar en la Cumbre de las América, Obama fue claro al señalar que si bien “es un debate legítimo”, también expone que “es un tema en el que no existe acuerdo en la región”.

En tal sentido valoró la oportunidad del “debate” que podría contribuir “a esclarecer esta propuesta”, aunque estableció con claridad de que “Estados Unidos no va a legalizar ni a despenalizar las drogas ya que hacerlo tendría graves consecuencias negativas, en todos nuestros países, en cuanto a la salud y la seguridad pública”.

En cambio, el presidente de EE.UU. reclamó que enfocarse en “una nueva estrategia de control de drogas que se enfoca en reducir la demanda con educación, prevención y tratamiento” y recordó que “he comprometido más de $30 mil millones de dólares para reducir la demanda por las drogas ilegales en Estados Unidos, y estoy solicitando otros $10 mil millones este año”.

En tal sentido convocó a aprovechar el encuentro de “Cartagena para aumentar nuestra cooperación regional de manera que los narcotraficantes y los carteles no tengan sitio disponible para esconderse”.

Progreso e inmigración

El mandatario estadounidense definió como las metas principales que su gobierno ha establecido para la Cumbre de las Américas “como una oportunidad para mantener nuestro progreso, aún mientras reconocemos los retos evidentes que todavía persisten”. En tal sentido señaló que se debe seguir trabajando en combatir “la desigualdad económica y la pobreza extrema hasta la violencia causada por los narcotraficantes y las pandillas, y los obstáculos que aún le impiden a demasiada gente encontrar trabajo y oportunidad”.

Al ser preguntado sobre las dudas planteadas a nivel regional sobre la importancia que Estados Unidos otorga a la región, Obama recordó, que “ninguna otra región del mundo afecta tan directamente las vidas diarias de los estadounidenses” como Latinoamérica “El hemisferio occidental es especialmente importante para mi prioridad principal: la generación de empleos y de oportunidad en Estados Unidos”, afirmó.

El presidente Estados Unidos, tal como lo ha señalado en otras oportunidades aseguró en la entrevista, en relación con el tema de la inmigración, que “estoy comprometido a una reforma migratoria integral” y criticó a los republicanos por no haber apoyado el llamado Dream Act, una propuesta de ley para dar una oportunidad de regularizar su situación a los buenos estudiantes indocumentados que tengan más de cinco años viviendo en Estados Unidos a donde llegaron siendo menores de edad.

Irán y China en la región

Obama explicó también Estados Unidos toma en serio las denuncias sobre las actividades de Irán en la región, aunque aclaró que “a pesar de sus esfuerzos para influir en la región, Irán no ha tenido mucho éxito”, a la vez que dijo que difícilmente los pueblos de Latinoamérica puedan ver a Irán como aliado “debido a que Irán viola los derechos humanos de su gente, apoya el terrorismo, y apoya a regímenes como el de Bashar al-Assad en Siria”.

Sobre la competencia de China en la región, Obama dijo que desde su punto de vista “las exportaciones de Estados Unidos a América Latina están creciendo a un ritmo saludable” y expresó confianza en que “Estados Unidos continuará siendo el socio preferido de América Latina en el comercio, la industria y el desarrollo”.

Testamento de progreso en Colombia

Preguntado sobre la evolución de Colombia y el apoyo de Estados Unidos, el mandatario aseguró que “el hecho de que Cartagena sea la sede de la Cumbre de las Américas es testamento de ese progreso. Debe dárseles crédito al pueblo colombiano, a sus líderes, y a las fuerzas de seguridad, ya que todos ellos han hecho sacrificios extraordinarios”.


Respecto a los planteos de Colombia para contar con el apoyo de Estados Unidos para continuar en su lucha por garantizar la seguridad en el país y en la región, Obama dijo que “como le dije al presidente Santos durante nuestras dos visitas anteriores, y como le reafirmaré cuando nos veamos este fin de semana, Estados Unidos está comprometido a mantener y solidificar nuestra relación de seguridad con Colombia como parte de nuestra alianza bilateral general”.

Además de los $8 mil millones de dólares que Estados Unidos ha destinado para “apoyar los esfuerzos de Colombia” desde 1999, Obama dijo que “como señal evidente de nuestro compromiso sostenido, le he solicitado al Congreso más de $330 millones adicionales para el próximo año”.

Preguntado finalmente si la asociación de Chile, Colombia, México y Perú, en la llamada Alianza Pacífica podría ofrecer a Estados Unidos un bloque en oposición a los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de las Américas (ALBA), el mandatario dijo que “las relaciones con los países de la Alianza del Pacífico son fuertes y cada vez lo son más".

También dijo que "he tenido oportunidad de reunirme y trabajar con los presidentes Piñera y Bachelet de Chile; Santos y Uribe de Colombia; Calderón de México; y Humala y García de Perú”, con lo cuáles se solidificó “nuestra cooperación en una amplia gama de asuntos”.
XS
SM
MD
LG