Enlaces para accesibilidad

Casa Blanca intenta hacer andar la reforma

  • Voz de América - Redacción

Barack Obama junto al vicepresidente Joe Biden se reúnen en la Casa Blanca con un grupo de empresarios para promover los beneficios de la reforma de inmigración.

Barack Obama junto al vicepresidente Joe Biden se reúnen en la Casa Blanca con un grupo de empresarios para promover los beneficios de la reforma de inmigración.

El presidente Barack Obama se reúne con empresarios en la Casa Blanca e insiste en los beneficios económicos que traería una reforma del sistema de inmigración.

El presidente Barack Obama sigue intentando hacer arrancar la reforma inmigratoria.

Este martes, durante una reunión con importantes empresarios como los CEOs de McDonalds, de los hoteles Marriott, de la agencia de seguros State Farm, Motorola, y otros más, el presidente reiteró los beneficios económicos para sus negocios y para al país de aprobarse una reforma de inmigración.

Sentados alrededor de una mesa en uno de los salones de la Casa Blanca Obama, volvió a ejercer presión sobre los republicanos que están al control de la Cámara de Representantes para que aprueben una ley antes de fin de año.

“Estoy completamente comprometido en conseguir una reforma inmigratoria rápidamente.

“Al salir de las sombras miles de indocumentados los negocios tendrían más clientes. No existe razón para que no se apruebe antes de fin de año. Este es el momento de lograrlo”, dijo a los empresarios el presidente Obama.

Barack Obama estuvo acompañado por el vicepresidente Joe Biden y aprovechó para resaltar algunos estimados independientes sobre el impacto económico de la reforma de inmigración.

Obama mencionó que la economía crecería en $ 1,4 billones de dólares, lo que ayudaría a aliviar al déficit, mejorarían las exportaciones y los ingresos de los negocios en general.

Al mismo tiempo el presidente de Estados Unidos repasó los componentes de la ley de reforma inmigratoria aprobada en el Senado que incluye el camino a la ciudadanía para los inmigrantes indocumentados que cumplan los requisitos como el pago de impuestos, de una multa, aprendan inglés y esperen al final de la lista.

También expresó que una reforma de inmigración permitirá a los empleadores la contratación legal de empleados y un programa de visas de trabajo.

Obama mencionó también que la reforma inmigratoria cuenta con el apoyo bipartidista, a pesar que hay algunos legisladores republicanos que se resisten en el Capitolio y que se estima que sí existen los votos necesarios para que sea aprobada en la Cámara de Representantes.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG