Enlaces para accesibilidad

Casa Blanca y el Papa contra ataques

  • Voz de América - Redacción

El ataque contra la iglesia católica de Santa Teresa en Madalla, Nigeria, produjo graves daños.

El ataque contra la iglesia católica de Santa Teresa en Madalla, Nigeria, produjo graves daños.

El Papa Benedicto XVI, denunció como "absurda” la cadena de ataques con bombas ocurrido en Nigeria.

Una sangrienta jornada de Navidad se vivió en Nigeria, donde la explosión de por lo menos cuatro bombas causaron la muerte de 39 personas, incluyendo decenas en una Iglesia Católica cerca de Abuja.

El grupo radical islámico Boko Haram, cuyo nombre significa "la educación occidental es pecaminosa", reclamó responsabilidad en lo que parecieron ser ataques coordinados.

La Casa Blanca, sede de la presidencia de Estados Unidos, emitió una declaración el mismo día de Navidad, a través del secretario de prensa Jay Carney, donde dice que "condenamos esta violencia sin sentido y la trágica pérdida de vidas en el día de Navidad. Ofrecemos nuestras sinceras condolencias al pueblo de Nigeria y especialmente a aquellos que perdieron a sus seres queridos".

En la declaración Carney también informa que "estamos en contacto con las autoridades de Nigeria por lo que inicialmente parrece ser un acto terrorista y comprometimos asistirlos para llevar a los responsables ante la justicia".

Por su parte, el Papa Benedicto XVI, denunció como "absurda” la cadena de ataques con bombas ocurrido en Nigeria, incluyendo el ataque que produjo 35 muertos ern una Iglesia Católica.

Al hablar este lunes 26 de diciembre de 2011, desde su ventana frente a una desbordada Plaza de San Pedro, el pontífice dijo que había recibido con profunda tristeza la noticia sobre los ataques e invitó a los asistentes a rezar por las víctimas.

Este es el segundo año consecutivo que la secta musulmana Boko Haram ataca sitios religiosos cristianos el día de Navidad.

El ataque se produjo en este caso contra una iglesia cerca de Abuja, contra una iglesia evangélica en la central ciudad de Jos, cerca del nororiental poblado de Gadaka. Otro ataque se produjo en la ciudad de Yobe, capital del estado de Damaturu, donde un coche bomba explotó cerca de una oficina de la policía secreta.

Los ataques despertaron la condena internacional contra Boko Haram, el grupo que quiere establecer un estado islámico estricto en el norte de Nigeria y no reconoce ni al gobierno, ni a la constitución del país.

Nigeria, la nación africana de 150 millones de habitantes, esta dividida entre los musulmanes que viven en el norte y los cristianos que dominan el sur.

XS
SM
MD
LG