Enlaces para accesibilidad

Obama lanza estrategia de defensa

  • Voz de América - Redacción

El presidente Obama dijo en el Pentágono que Estados Unidos "da vuelta la página tras una década de guerra".

El presidente Obama dijo en el Pentágono que Estados Unidos "da vuelta la página tras una década de guerra".

El secretario de Defensa, Leon Panetta explicó que "es preferible tener una fuerza menor y preparada para actuar que una fuerza grande y poco preparada"

El presidente Barack Obama anunció este jueves 5 de enero de 2012 un nuevo plan de defensa en momentos en que "damos vuelta la página tras una década de guerra", el cual será concretado "en forma reponsable" con la finalidad de "mantener el país fuerte y seguro", dijo el mandatario.

La iniciativa incluye miles de millones de dólares en reducciones presupuestarias y el fin de una estrategia de décadas de estar preparado para librar dos guerras a la vez. Sin embargo, Obama recordó que "el mandato de recortar gastos incluye también a Defensa".

El mandatario hizo el anuncio de su revisión estratégica en el Pentágono junto al secretario de Defensa, Leon Panetta, y el jefe del Estado Mayor Conjunto, el General Martin Dempsey, donde afirmó, lo mismo que hizo Panetta posteriormente, que las prioridades serán el Medio Oriente y el área Asia Pacífico.

La presencia del presidente de Estados Unidos en el Pentágono fue además inusual, al punto que es la primera vez que un mandatario habla desde la sede del Departamento de Defensa.

Sin embargo, el secretario Panetta dijo que "Estados Unidos usará métodos innovadores para mantener una presencia sostenible" en América Latina. También dijo que la idea será desarrollar una estrategia de "bajo costo", que incluya misiones de entrenamiento y asociación con los países aliados para enfrentar desafíos como la lucha contra el terrorismo.

Obama recordó que "en los últimos diez años el gasto de Defensa aumentó considerablemente", pero, "en los próximo diez años el aumento será acorde a las necesidades que imponen los nuevos tiempos".

Pocas horas después de regresar de su estado natal, Hawai, donde pasó las fiestas tradicionales de fin de año junto a su familia el pasado martes 3 de enero, Obama se reunió con Panetta para analizar los últimos detalles del anuncio.

El plan

Varios medios de prensa en Estados Unidos adelantan que el Pentágono desarrollará una estrategia de luchar y ganar una guerra, mientras puede bloquear acciones agresivas en otras partes.

Al iniciar su presentación, el secretario Panetta dijo que los cambios "respondían a una consideración estratégica y riguroso análisis" y que los mismos se debían ejecutar de todas formas "más allá de la demanda de recortar costos que la situación de la economía reclama".

En tal sentido, Panetta explicó que "es preferible tener una fuerza menor y preparada para actuar que una fuerza grande y poco preparada" e insistió en que "las fuerzas armadas de Estados Unidos permanecerán preparadas en todo sentido", aunque reconoció que "vamos a tomar algún nivel de riesgo aceptable".

La revisión de la estrategia enfatiza el compromiso de Estados Unidos con la región Asia Pacífico, como resultado de las crecientes preocupaciones de Washington por la rápida expansión militar de China. Otra parte prominente de la revisión, es la de contar con una estrategia para enfrentar a Irán.

El secretario Panetta anunció los planes para reducir el número de soldados, reducir el número de personal civil y postergar varios nuevos programas de armas, incluyendo la construcción de un nuevo portaaviones.

El secretario de Defensa también aspira a contar con formulas para reducir el costo en personal, revisando las jubilaciones de los militares y el gasto en el cuidado de salud de los soldados y sus familias.

Algunos informes de prensa dan cuenta que lo niveles de tropas podrían ser reducidos en un 10%, principalmente en el Ejército y la Infantería de Marina. Las reducciones de personal alcanzaría a 47.000 posiciones, incluyendo 4.000 militares desplegados en Europa.

Impacto de los recortes

El ex funcionario de defensa estadounidense Frank Gaffney dijo a la Voz de América que la nueva estrategia tiene muchos problemas.

El experto explicó que la estrategia y el recorte presupuestal podrían resultar en que Estados Unidos no pueda hacer frente simultáneamente a dos potenciales conflictos, incluyendo China e Irán.

“Puede no depender de nosotros cuántas guerras tenemos que librar" dice Gaffney. "Enemigos que nos perciben sin la capacidad para enfrentar más de un problema a la vez pueden decidir colaborar y trabajar en una forma simultánea que simplemente nos ponga a demasiado a prueba. Y peor, la percepción de que somos tan débiles que no podemos enfrentar esa clase de peligros puede ser alentadora” para otros.

El departamento de Defensa enfrenta cortes de por lo menos $450.000 millones de dólares, un 8% de su presupuesto durante la próxima década.

Sin embargo, cortes adicionales, que totalizan más de $500.000 millones de dólares, podrían ser posibles dado que el Congreso y el presidente Barack Obama buscan formas de reducir el déficit presupuestario de Estados Unidos.

El presupuesto del Pentágono para este año es de $530.000 millones de dólares.

Uno de los primeros resultados podría ser del tipo que se conoció este miércoles 4 de enero, cuando Boeing, uno de los principales fabricantes de aviones del mundo, dijo que planea cerrar una planta en el estado de Kansas el año próximo, en parte debido a cambios en las necesidades del mercado.

Entre otras cosas, la planta convierte aviones civiles para uso militar por parte del Pentágono. Unos 2.000 empleados de la planta perderían sus trabajos.

XS
SM
MD
LG