Enlaces para accesibilidad

Cae en Virginia un avión de combate de EE.UU.

  • Voz de América - Redacción

Columnas de humo se elevan del complejo de apartamentos donde hoy se estrelló un avión de la Fuerza Aérea estadounidense.

Columnas de humo se elevan del complejo de apartamentos donde hoy se estrelló un avión de la Fuerza Aérea estadounidense.

Los canales locales de noticias están transmitiendo en vivo y las primeras imágenes reportan una gran columna de humo saliendo del edificio donde se estrelló el avión.

Dos pilotos de la armada se catapultaron de un avión de combate tras arrojar casi todo su combustible para evitar una enorme explosión, momentos antes de que el aparato se estrellase contra un edificio de apartamentos en Virginia Beach y causase un incendio, dijeron autoridades el viernes.

Siete personas, incluyendo los dos pilotos, resultaron heridas. La armada dijo que los dos aviadores a bordo, que se catapultaron antes de que el aparato se estrellase alrededor del mediodía de este viernes 6 de abril de 2012, fueron llevados a un hospital para observaciones.

Bruce Nedelka, el jefe de la división de paramédicos de Virginia Beach, dijo que testigos vieron combustible siendo arrojado desde el aparato antes del accidente, y que se halló combustible en edificios y automóviles en el área.

"Al deshacerse del combustible, mitigaron lo que pudo haber sido un incendio colosal", dijo Nedelka. "Con todo ese combustible arrojado, fue mucho menor que lo que pudo haber sido".

Imágenes de la televisión mostraron un edificio de dos pisos con el techo arrancado en varias habitaciones. Nedelka dijo que al menos dos construcciones estaban en llamas.

El testigo Pat Kavanaugh dijo a la televisora WTKR que habló con uno de los pilotos después del accidente y lo revisó en busca de lesiones. "Literalmente, colgaba en su paracaídas de un balcón del edificio. La gente en tierra los estaba ayudando a salvarlos. Estaba aturdido, pero bien”, dijo.

El choque ocurrió en el área de Hampton Roads, que tiene una gran concentración de bases militares, incluyendo la base naval de Norfolk, la mayor del mundo.

La armada indicó en un comunicado que el avión estaba asignado al Escuadrón de Cazabombarderos de Ataque 106 que tiene su base en la estación aeronáutica de Oceana. El escuadrón entrena a los pilotos de reemplazo de la Armada y la Marina y a los oficiales de sistemas de armas para que apoyen a las tareas de la flota.

Decenas de patrulleros policiales, camiones de bomberos y otros vehículos de emergencias llenaron el barrio en el que cayó el avión. Mangueras serpenteaban por las calles aledañas mientras los bomberos arrojaban agua sobre los calcinados techos de edificios de apartamentos. Para finales de la tarde el siniestro estaba extinguido.

El capitán de bomberos de Virginia Beach Tim Riley dijo que siete personas resultaron heridas, incluyendo tres que declinaron tratamiento. Ninguna de las heridas era grave.

El ex miembro de los Navy Seals Patrick McAleenan estaba como a una manzana del lugar del accidente y dijo que no tuvo dudas al oir el sonido de la explosión y estremecerse las paredes de su casa.

“Supe que era un avión. Vuelan por encima nuestro todo el tiempo. Sabía que era un avión”, dijo en una entrevista por teléfono.

La cola del F/A-18 estaba intacta, según mostraban las imágenes en la televisión.

La televisión también mostró imágenes del sillón del piloto en el jardín de una casa, como a 75 yardas del lugar del impacto.

Humo y fuego se puede ver en el edificio, mientras los testigos dicen que escombros volaron en todas direcciones tras el impacto golpeando otros edificios.

Al menos en uno de los edificios vive gente retirada.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG