Enlaces para accesibilidad

Una monja y 100 expertos del Sida entre víctimas

  • Voz de América - Redacción

Homenaje a las víctimas del vuelo 17 de Malaysia Airlines frente a la embajada de Holanda en Kiev.

Homenaje a las víctimas del vuelo 17 de Malaysia Airlines frente a la embajada de Holanda en Kiev.

Una familia australiana que ya había perdido a un hermano y una cuñada en el vuelo 370 desaparecido en Malasia, ahora perdió a una hijastra, en el vuelo 17 que cayó en Ucrania.

Hay todavía muchos misterios por resolver, muchas preguntas qué contestar y muchas víctimas que identificar en la tragedia del vuelo 17 de Malaysia Airlines que cayó el jueves en Ucrania.

En el avión viajaban por los menos 100 investigadores médicos, trabajadores de la salud y activistas del SIDA que se dirigían a Melbourne, donde el domingo comienza la Conferencia Mundial 2014 sobre ese tema.

Ahora se sabe por ejemplo que un prominente investigador holandés del SIDA, Joep Lange, y su colega Jacqueline van Tongeren, iban a bordo.

También un activista holandés, Pim de Huijer, y el portavoz de la Organización Mundial de la Salud, Glen Thomas, un británico de 49 años.

De la misma manera, una familia australiana que ya había perdido a un hermano y una cuñada en el vuelo 370 desaparecido de Maysia Airlines, ahora perdió a una hijastra, Maree Rizk, en el vuelo 17 que cayó en Ucrania.

Pero también se sabe de una monja de 77 años, la hermana Filomena Tiernan, varios maestros, dos aficionados del club de la liga premiere de fútbol de Inglaterra Newcastle United que iban a ver a su equipo a Nueva Zelanda y de otros deportistas australianos.

Sin duda que es una tragedia mundial, aunque sobre todo holandesa: la lista incompleta de víctimas comprende a 173 holandeses, 44 malasios, 27 australianos, 12 indonesios y varios otros de Gran Bretaña, Alemania, Bélgica y las Filipinas, junto a una persona de Canadá, Hong Kong y Nueva Zelanda.

Por el momento la dura tragedia de recuperar los cadáveres ha conseguido unos 185 cadáveres.

XS
SM
MD
LG