Enlaces para accesibilidad

Australia responsabiliza a EE.UU.


El canciller auustraliano, Kevin Rudd, hizo las declaraciones tras la detención de Julian Assange.

El canciller auustraliano, Kevin Rudd, hizo las declaraciones tras la detención de Julian Assange.

Wikileaks dio a conocer una nueva tanda de documentos tras la detención de Assange.

En un cambio de posición con la finalidad de defender a Julian Assange, el ciudadano australiano fundador de Wikileaks, el ministro de Relaciones Exteriores de Australia, Kevin Rudd, dijo que la culpa por las filtraciones de documentos secretos es de Estados Unidos.

Rudd dijo que aquellos que originalmente filtraron los documentos a Wikileaks eran legalmente responsables por su distribución. También el diplomático australiano dijo que la filtración apunta a problemas en la seguridad de Estados Unidos.

El martes 7 de diciembre de 2010, el mismo día en el que el fundador de WikiLeaks se entregó a la policía británica y quedó detenido, el portal de internet divulgó una nueva tanda de documentos estadounidenses.

En este caso, los documentos revelan los temores del gobierno británico de que Libia tomara una inmediata y enérgica acción contra intereses británicos si se producía la muerte en una prisión escocesa del terrorista libio Abdel Baset al-Megrahi, condenado por el ataque contra el avión que explotó en Lockerbie.

La liberación de al-Megrahi en 2009, generó tensiones entre Washington y Londres.

Megrahi fue hallado culpable del ataque en 1988 a un avión de pasajeros de Pan Am sobre Lockerbie, Escocia, donde murieron las 259 personas a bordo del avión y 11 personas en tierra. La mayoría de los pasajeros eran estadounidenses.

XS
SM
MD
LG