Enlaces para accesibilidad

Exsargento de la SS condenado por crímenes de judíos en Auschwitz

  • Voz de América - Redacción

Oskar Groening, de 94 años, fue sentenciado a cuatro años de cárcel por complicidad en el Holocausto judío en Auschwitz.

Oskar Groening, de 94 años, fue sentenciado a cuatro años de cárcel por complicidad en el Holocausto judío en Auschwitz.

Oskar Groening, ahora de 94 años, siempre aceptó públicamente haber visto la llegada de los trenes cargados de judíos a Auschwitz cundo tenía 21 años.

Un anciano exsargento de la SS Nazi que fue guarda en el campo de concentración de Auschwitz, fue condenado por un tribunal alemán a cuatro años de cárcel por complicidad en el asesinato de 300.000 judíos.

Oskar Groening, ahora de 94 años, siempre aceptó públicamente haber visto la llegada de los trenes cargados de judíos a Auschwitz cuando tenía 21 años.

También relató cómo los médicos de la SS separaban a los judíos más fuertes de los más débilesy enviaban a estos últimos a la cámara de gases para matarlos, y aunque dijo haber denunciado ante sus superiores los abusos contra los niños y los asesinatos a sangre fría, aceptó las atrocidades como parte de sus funciones en tiempos de guerra.

Durante el juicio en la corte estatal de la cuidad de Lueneburg, en el norte de Alemania, también reconoció que guardaba el equipaje y objetos de valor de los judíos y recogía y contaba su dinero. La acusación alega que su trabajo ayudó al funcionamiento del campo de exterminio.

Los cargos contra Groening se remontan a un periodo entre mayo y Julio de 1944, cuando cientos de miles de judíos húngaros fueron trasladados al complejo Auschwitz-Birkenau en una Polonia ocupada por los nazis. La mayoría fueron gaseados de inmediato.

Groening dijo en el inicio de su juicio, en abril, que compartía la responsabilidad moral por las atrocidades cometidas en el campo, pero que estaba en manos de los jueces decidir si era culpable bajo la ley penal.

La defensa de Groening había pedido su absolución, alegando que hasta donde exige la ley no facilitó los asesinatos masivos.

Docenas de sobrevivientes del campo de exterminio y sus parientes participaron en el juicio como codemandantes, algo que permite la ley alemana, aunque ninguno estaba presente cuando se anunció el veredicto.

XS
SM
MD
LG