Enlaces para accesibilidad

142 muertos en doble atentado con explosivos en Irak

  • Voz de América - Redacción

Los ataques se producen poco más de una semana después de que las fuerzas de Bagdad liberaran por completo la ciudad de Fallujah.

Los ataques se producen poco más de una semana después de que las fuerzas de Bagdad liberaran por completo la ciudad de Fallujah.

El grupo extremista Estado Islámico reivindicó la autoría del ataque en un comunicado publicado en internet, apuntando que se atacó deliberadamente a musulmanes chiíes.

Según el más reciente recuento del gobierno iraquí, al menos 142 personas murieron y otras 200 resultaron heridas, por dos atentados en Bagdad, capital de Irak, reivindicado por el grupo Estado Islámico.

El atentado es el más sangriento en la ciudad este año y uno de los peores en más de una década de guerra e insurgencia.

El ataque más mortífero ocurrió en Karada, una concurrida zona comercial del centro de Bagdad, donde un atacante suicida hizo estallar su camioneta cargada de explosivos fuera de un centro comercial lleno de gente.

La explosión se dio frente a la conocida tienda de helados Yabar Abu al Sharbat, en el distrito de Al Karrada, donde la población es mayoritariamente chií.

Entre los muertos hubo 15 niños, 10 mujeres y seis policías, pero las cifras pueden subir aún más porque todavía hay muchas personas que no han aparecido.

El segundo ataque, un dispositivo improvisado, estalló en el este de Bagdad matando a cinco personas e hiriendo a otras 16.

El ataque subraya la habilidad de ISIS de golpear la capital iraquí a pesar de una serie de derrotas en el campo de batalla en otras partes del país, pero también del incendiario descontento del pueblo hacia el liderazgo político.

Horas después del atentado, el primer ministro Haider al-Abadi intentó visitar el sitio de la explosión, pero una furiosa muchedumbre rodeó su convoy, gritando insultos, lanzando piedras y zapatos al automóvil del primer ministro y llamándolo “ladrón”.

Al-Abadi ordenó nuevas medidas de seguridad y demandó mayores controles en el cinturón que rodea la ciudad, incluyendo el incremento de los escaneos aéreos, la instalación de sistemas de rayos-X para detectar bombas a la entrada de las provincias y el redoblamiento de los esfuerzos de inteligencia para identificar posibles ataques.

XS
SM
MD
LG