Enlaces para accesibilidad

Assange en problemas en Australia

  • Voz de América - Redacción

La publicación de los cables estadounidenses sin editar ha sido muy criticada por los periódicos que antes apoyaban a WikiLeaks.

Julian Assange, el australiano fundador de la página WikiLeaks, que filtra documentos secretos, podría ser procesado en Australia tras la publicación el jueves pasado de 251.000 cables diplomáticos clasificados de Estados Unidos.

Funcionarios en Canberra que examinan los documentos de información confidencial dicen que al menos un oficial de inteligencia es nombrado. Los documentos también identifican a 23 personas que viven en Australia con supuestos vínculos con un clérigo militante en Yemen, aunque todos han negado cualquier implicación con grupos extremistas.

Un portavoz de la Fiscalía, Robert McClelland, dice que mientras el gobierno cree que las leyes australianas fueron violadas, no se sabe si Assange será procesado.

Assange respondió a las críticas de Canberra en un correo electrónico a la Australian Broadcasting Corporation. “El procurador general McClelland se lamenta de que su departamento haya sido descubierto en público delatando a 23 australianos a la embajada de Estados Unidos sin el debido proceso”, sostuvo. “Si McClelland no está contento de ser atrapado, quizá él debería considerar cancelar mi pasaporte australiano nuevamente…o cancelar el suyo y deportarse a sí mismo”.

La publicación de los cables estadounidenses sin editar ha sido muy criticada por los periódicos que antes apoyaban a WikiLeaks, y algunos grupos de derechos humanos creen que los documentos inéditos podrían exponer a miles de personas a ser arrestadas o más. Los nombres incluyen informantes estadounidenses en el mundo árabe así como en Afganistán, China e Irán.

Assange actualmente lucha contra su extradición de Gran Bretaña a Suecia, donde las autoridades quieren interrogarlo sobre acusaciones de asalto sexual. Assange asegura que las acusaciones tienen una motivación política por detrás.

XS
SM
MD
LG