Enlaces para accesibilidad

México: Nuevo giro en asesinato de periodista

  • Voz de América - Redacción

Familiares llevan el cuerpo de Gregorio Jiménez, pero dicen temer por su vida y piden garantías a las autoridades en México.

Familiares llevan el cuerpo de Gregorio Jiménez, pero dicen temer por su vida y piden garantías a las autoridades en México.

El cuerpo hallado en una fosa junto a Gregorio Jiménez de la Cruz era de un líder sindical secuestrado del cual el periodista había estado investigando.

Las autoridades mexicanas confirmaron que el cuerpo sin vida que hallaron junto al periodista Gregorio Jiménez de la Cruz pertenece al líder sindical Ernesto Ruiz Guillén, un dirigente de la Confederación de Trabajadores de México.

Este descubrimiento podría cambiar el giro de la investigación porque en principio se atribuyó el secuestro y asesinato de Jiménez a asuntos de índole personal, pero ahora podría tratarse de un acto de violencia contra la libertad de expresión porque Jiménez estaba investigando el secuestro del líder sindical.

Según informó Sara Pablo, corresponsal de la Voz de América las autoridades detallaron que el comunicador tenía diferencias personales y familiares con Teresa de Jesús Hernández, la presunta autora intelectual del secuestro y posterior homicidio.

Hernández, dueña de un bar, habría pagado 20 mil pesos, equivalentes a unos $1.500 dólares por asesinar al periodista. Periodistas protestan por el secuestro de su colega.

Periodistas protestan por el secuestro de su colega.



Antes de identificar a la segunda víctima encontrada en la fosa Erick Lagos, secretario de Gobierno de Veracruz, señaló que el homicidio no tuvo que ver con la labor periodística de Jiménez, pero sus colegas expresaron no confiar en la investigación que realiza el gobierno y confirmaron que Jiménez sí investigaba la desaparición de Ruiz Guillén.

Las autoridades no creen esta versión, y anunciaron la detención de cuatro personas relacionadas con el crimen.

La vocera del gobierno del estado de Veracruz, Gina Domínguez, reconoció que el reportero había escrito sobre la desaparición del dirigente, pero también dijo
que los cuatro detenidos y acusados de ser autores materiales del crimen han dicho que la dueña de una cantina de Coatzacoalcos ordenó el asesinato.

La también detenida, Teresa de Jesús Hernández, lo había amenazado hace tres meses por un problema entre sus hijos, quienes habían sido novios.
XS
SM
MD
LG