Enlaces para accesibilidad

Arzobispo Wuerl nombrado Cardenal


El Papa designó a 24 nuevos cardenales de todo el mundo, en la última ronda de nombramientos que podría incluir a su sucesor.

El Papa designó a 24 nuevos cardenales de todo el mundo, en la última ronda de nombramientos que podría incluir a su sucesor.

El Papa Benedicto XVI ha nombrado a 50 de los 121 cardenales que pueden elegir a su sucesor.

La comunidad católica de la capital de Estados Unidos, compuesta por una amplia comunidad hispana, celebró la designación como Cardenal del arzobispo de Washington, Donald Wuerl.

El Papa Benedicto XVI designó a 24 nuevos cardenales de todo el mundo, en la última ronda de nombramientos que podría incluir a su sucesor al frente de una congregación católica global de 1.200 millones de fieles.

Lea además: El Papa admite uso del condón

Los nuevos cardenales fueron nombrados asesores del Papa en una solemne ceremonia en la Basílica de San Pedro, conocida como consistorio. Cada uno de los 24 nuevos cardenales juró lealtad al Pontífice, a los futuros Papas y a la Iglesia, incluso si ello implica dar su vida.

Veinte de los nuevos cardenales tienen menos de 80 años y por lo tanto, de acuerdo con las normas de la Iglesia, están en condiciones de formar parte del cónclave que elige al sucesor tras la muerte o dimisión del Pontífice.

Según los analistas, la designación del arzobispo Wuerl como Cardenal significa que jugará un papel clave en la respuesta de la Iglesia católica estadounidense frente al escándalo de los abusos sexuales.

El Papa Benedicto XVI ha nombrado a 50 de los 121 cardenales que pueden elegir a su sucesor. Esto se ha entendido por parte de los expertos como un marco de referencia sobre las posibilidades de que el próximo Pontífice también sea un conservador.

Por lo general, el Papa permanece en el trono de San Pedro hasta su muerte. Sin embargo, tras el declive de la salud de Juan Pablo II y los esfuerzos de la iglesia por respaldar su liderazgo, hasta el propio Benedicto XVI, de 83 años, no ha descartado la posibilidad de renunciar por cuestiones de salud.

Cabe recordar que la última vez que un Papa renunció voluntariamente fue en el siglo XIII. En aquel entonces, el Papa Celestino V, que había asumido en 1294 a los 85 años, y renunció cinco meses después diciendo que no era apto para el cargo.

Celestino V murió dos años después y en 1313 fue declarado Santo. El Papa Benedicto XVI visitó su tumba en julio del 2010 en Sulomna, en el centro de Italia, y elogió su ejemplo de desprendimiento.

XS
SM
MD
LG