Enlaces para accesibilidad

"La princesa y el sapo" de Disney

  • Alan Silverman

La princesa Tiana (con la voz de Anika Noni Rose) es el personaje principal del cuento.

La princesa Tiana (con la voz de Anika Noni Rose) es el personaje principal del cuento.

La empresa que ha cautivado a varias generaciones con sus cuentos de hadas animados lleva a la pantalla grande una vieja historia de amor.

Por más de una década, el mundo de las películas animadas ha estado dominado por imágenes generadas por computadores, pero Disney regresa a su técnica original de dibujos hechos a mano con su más nuevo cuento de hadas.

La princesa y el sapo también presenta la primera princesa negra en una película de Disney.

Sapos galantes y besos mágicos
Tiana es una joven que vive en Nueva Orleans en la década de 1920. Durante el día, Tiana trabaja preparando buñuelos en un pequeño restaurante, y de noche sueña con ser dueña de su propio restaurante.

El sueño de Tiana se desvía un poco porque un día un sapo empieza a platicar con ella y la convence de que si ella lo besa, él se convertirá en un guapo príncipe.

Pero cuando la joven besa al sapo para romper el hechizo del que fue víctima él, el beso transforma a Tiana en una rana, así que juntos recorren el pantano en búsqueda de algo que los convierta en humanos de nuevo.

Un sueño hecho realidad
La estrella de Broadway, Anika Noni Rose, será la voz de Tiana.

“Esto es algo que siempre soñé hacer. No soñaba con ser una princesa. Igual podría haber sido un diente de león y hubiera estado muy feliz. Así que esto es como que tus sueños despegan y se hacer más grandes de lo que te habías imaginado. Es increíble”, dice Rose.

Para el productor ejecutivo, el realizar una cinta a base de dibujos hechos a mano fue algo especial.

“Queríamos hacer una cinta animada de Disney, algo que se sintiera como una película clásica de dibujos animados de Disney, pero algo nuevo a la vez”, dijo John Lasseter, conocido por sus cintas animadas por computadora (incluyendo Toy Story y Cars) que realizó con la empresa Pixar.

“Cuando estaba en Pixar y todos los estudios aquí (en Hollywood) decidieron que ya no harían animación de dibujos hechos a mano, me rompió el corazón porque nunca en la historia del cine ha sido una cinta divertida por la tecnología (empleada en ella); más bien es lo que uno hace con la tecnología”, cuenta Lasseter.

“Sentí que ellos culpaban la mala suerte de sus películas en (el hecho) de que los dibujos eran a mano y no hechos en computadoras. Así que cuando Disney y Pixar se unieron, y yo regresé a los estudios de Disney, la primera decisión que tomé fue que haríamos dibujos a mano otra vez”, dijo.

Nuevo rostro de una princesa
La princesa y el sapo también ha llamado la atención por tener un personaje negro en el papel de “princesa”, algo que no se ha visto en las más de 7 décadas de cuentos de hadas animados de Disney.

“Yo recuerdo que después de ver Blancanieves, me pregunté si algún día vería a alguien color ‘café chocolate’”, dijo Rose.

La actriz predice que habrá variadas reacciones a su personaje.

“A mi sobrino, se le hará normal. No va a pensar nada de ello. Será la primer princesa (Disney) que vea y ya. Para mi madre, será algo por lo que ha estado esperando. Para mi abuela, será algo que nunca pensó vería”, dice Rose. “Cada persona que se siente en el cine a verla tendrá una experiencia que traen a la historia, y así que la historia será distinta para cada quien”.

Rose añadió que Disney es parte de la cultura estadounidense, y que es muy bonito que la empresa produzca esta cinta con este personaje de color,

“Simplemente hemos abierto un nuevo capítulo de la cultura estadounidense, algo que ha estado ahí por mucho tiempo, pero que no ha sido compartido”, apunta. “En ese sentido, es sólo otro paso en conclusión de la historia de lo que Estados Unidos es en este mundo de fantasía”.

La película cuenta con la actuación de Terrence Howard como el padre de Tiana, Oprah Winfrey como la madre, y Bruno Campos como el príncipe Naveen.

XS
SM
MD
LG