Enlaces para accesibilidad

Arte de Capilla Sixtina en peligro

  • Sabina Castelfranco

El intenso tráfico turístico en la Capilla Sixtina, en el Vaticano, pone en peligro los frescos mundialmente reconocidos que decoran sus muros.

El smog, el polvo, la humedad y el calor producido por los más de cuatro millones de turistas que visitan la capilla cada año aumentan el problema.

El director de los Museos del Vaticano, Antonio Paolucci, expresó su seria preocupación por los famosos frescos de la Capilla Sixtina, en la que cardenales se han inspirado a través de los siglos durante los cónclaves realizados para elegir papas. Él dice que las multitudes, el clima y el smog son los retos que deben ser abordados.

Paolucci dice que demasiada presencia humana está ejerciendo presión sobre la Capilla Sixtina, y se necesitan más esfuerzos para asegurar que las inspecciones de mantenimiento se lleven a cabo cuidadosamente y con eficacia. Señales de que los frescos están en peligro fueron detectadas este verano durante una tarea de rutina de un mes para quitar el polvo.

Paolucci advierte que el sistema de ventilaciónn de la capilla, que debería garantizar la pureza del aire y una temperatura fija, superó su capacidad. El sistema es viejo y necesita ser reemplazado.

Más de cuatro millones de personas visitan la capilla cada año, para admirar no sólo el Juicio Final y el Génesis de Miguel Ángel, sino también otros frescos de maestros del renacimiento. La capilla fue construida por el Papa Sixtus IV entre 1473 y 1484.

Una señora dice que ella considera a la Capilla Sixtina como un patrimonio de la humanidad, y que deben hacerse todos los esfuerzos posibles para garantizar que se conserve y que tenga la ventilación adecuada para que no se dañe.

El jefe de los Museos del Vaticano no dice que el número de visitantes debería ser restringido, aunque esto sería una solución obvia. Él dice que esto no sería lo correcto para las personas que vienen de todas partes del mundo para ver los frescos de la capilla.

De hecho, durante los meses de septiembre y octubre, los Museos del Vaticano también abrirán sus puertas a los visitantes en las noches del viernes.

Paolucci también descartó una profunda restauración de la Capilla Sixtina, como se hizo en el pasado. En los años 1980 y 1990, la Capilla Sixtina fue sometida a una polémica restauración, y muchos críticos dijeron que el proceso de limpieza fue demasiado severo, puesto que los colores de los frescos quedaron demasiado brillantes al culminar la obra.

Sin embargo, Paolucci insiste en que es necesario tomar las precauciones y los cuidados necesarios si se quiere preservar la capilla para generaciones futuras.

XS
SM
MD
LG