Enlaces para accesibilidad

Cantantes de la tercera edad cantan para una salud mejor

  • Susan Logue

Cantantes de la tercera edad.

Cantantes de la tercera edad.

“Aquí no sólo nos enseñan sobre música, sino también cómo cantar y cómo cantar mejor”, asegura una de las ancianas. “Y no se enojan si desafinas en una nota”.

CIUDAD DE ST MARY, Maryland — Hace una década, el National Endowment for the Arts (Fondo de Artes), una agencia federal que apoya a los artistas, comenzó a estudiar la creatividad y el envejecimiento en tres grupos corales.

La investigación de la agencia terminó hace años, pero los grupos corales continúan cantando y, dirigidos por un director profesional, han prosperado.

Actualmente, hay 11 grupos corales en el área de Washington, que pertenecen al programa Encore Creativity for Older Adults, y un grupo afiliado en la zona centro-oeste del estado de Ohio.

“Estamos tratando de hacer de esto un movimiento nacional”, dice Jeanne Kelly, fundadora y directora del programa.

Para unirse, los coristas no deben realizar una audición y tampoco necesitan experiencia previa.

Algunos han cantado durante toda su vida. Otros dejaron de cantar para dedicarse a sus familias y enfocarse en sus carreras. Y algunos nunca han cantado, porque les habían dicho que no podían hacerlo.

“Muchos de ellos me escriben y dicen ‘Todo lo que quiero hacer es aprender a cantar, para así no avergonzarme de mí mismo’”, cuenta Kelly.

Los 11 grupos corales estudian el mismo repertorio, lo que hace más fácil combinarlos en un coro mayor durante la temporada de conciertos, dependiendo del tamaño de la sala en que se presenten.

Una vez que la temporada de conciertos termina, Kelly se enfoca en dos programas de verano: uno en Chautauqua, en Nueva York, y el otro en el colegio de St. Mary, en Maryland. Los cantantes tienen solo cuatro días para aprender cinco composiciones antes de presentarse ante una audiencia.

Jeanne Heater (82) ha asistido al instituto de verano en St. Mary desde que este comenzó, hace cinco años.

“Aquí no sólo nos enseñan sobre música, sino también cómo cantar y cómo cantar mejor”, asegura Heather. “Y no se enojan si desafinas en una nota”.

Margo Newhouse (74) se unió Encore hace un año, tras recuperarse de una caída, y dice que el programa de verano ha sido terapéutico. “Me sentía muy cansada cada día al final de la jornada, pero era un cansancio saludable, que estoy segura me ayudó con mi nivel de actividad”.

Kelly afirma que la investigación que el programa Encore comenzó en 2001 probó que este podría ser beneficioso. El estudio comparó a 150 participantes con un grupo de control de adultos mayores inactivos.

Los coristas que trabajaron con ella “tuvieron una moral mucho más alta y sufrieron mucho menos de depresión. Tomaron pocos medicamentos. Tuvieron pocas caídas. Y visitaron menos al médico”.

Hoy hay más de 550 cantantes en Encore. La edad promedio de los miembros es de 73 años, pero hay algunos que ya están en los 90.

Esto prueba, según Kelly, que nunca se es muy viejo para cantar.
XS
SM
MD
LG