Enlaces para accesibilidad

Arrestan a otro atacante de activista hondureña Berta Cáceres

  • Voz de América - Redacción

El activista mexicano, Gustavo Castro Soto, testigo del asesinato de Cáceres, fue herido durante el ataque en la residencia de la activista.

El activista mexicano, Gustavo Castro Soto, testigo del asesinato de Cáceres, fue herido durante el ataque en la residencia de la activista.

Autoridades continúan las investigaciones para hallar al autor intelectual del atentado fatal contra la activista ambientalista.

Elvin Heriberto Rapalo Orellana, alias “El Comanche”, considerada la última persona de interés requerida por las autoridades hondureñas por alegadamente asesinar a la activista Berta Cáceres, ya se encuentra en manos de la justicia.

El jefe de la unidad de investigación criminal de Honduras, Ricardo Castro, dijo que el sospechoso podría también estar detrás de los disparos contra el activista mexicano Gustavo Castro, quien se encontraba junto a Cáceres, cuando ocurrió el ataque, el pasado mes de marzo.

Castro sobrevivió al atentado.

Las autoridades continúan investigando para encontrar quién ordenó matar a Cáceres, una activista indígena ambientalista, ganadora del premio Goldman Environmental Prize 2015.

Cáceres fue acribillada por tres hombres armados que irrumpieron en su domicilio. Un año antes del fatal ataque, en entrevista con la Voz de América, Berta Cáceres señaló que temía por su vida.

Cáceres se oponía a la construcción de una planta hidroeléctrica en el río Gualcarque en una zona considerada sagrada. Los opositores argumentan que su construcción destruiría la vida de miles de lugareños al cortar el acceso al río.

Entre otros sospechosos arrestados están un militar en servicio activo y un hombre que había trabajado para Desarrollos Energéticos SA (DESA), compañía responsable de la construcción de la hidroeléctrica.

La empresa administradora de DESA, Hidroeléctrica Agua Zarca Co., negó cualquier vínculo con el asesinato de Cáceres, pero confirmó que uno de los hombres involucrados en el caso trabajó para ellos.

El Departamento de Estado de Estados Unidos condenó el ataque y pidió al gobierno hondureño una investigación transparente. Al mismo tiempo, ofreció la ayuda necesaria para capturar a los asesinos y llevarlos ante la justicia.

XS
SM
MD
LG