Enlaces para accesibilidad

Se acercan negociaciones por control de armas

  • Voz de América - Redacción

Muchos estadounidenses consideran que nuevas medidas restrictivas podrían amenazar la segunda enmienda de la Constitución que otorga el derecho a portar armas de fuego.

Muchos estadounidenses consideran que nuevas medidas restrictivas podrían amenazar la segunda enmienda de la Constitución que otorga el derecho a portar armas de fuego.

Una reñida batalla se vislumbra en el Senado en donde los legisladores se disponen discutir una propuesta bipartidista para el control de armas de fuego en Estados Unidos.

Mientras la Corte Suprema de Estados Unidos anuncia que no formará parte de la contienda por el control de armas, al rechazar evaluar si los propietarios de armas en Nueva York tienen el derecho constitucional a sacarlas de sus hogares, en el Congresos se vislumbra una reñida batalla.

A pesar de que la Casa Blanca ha realizado distintas acciones que han tenido un efecto positivo entre los legisladores estadounidenses, logrando que los republicanos no bloquearan la discusión del control de armas en el Senado, el apoyo a la propuesta sigue estando dividido.

Una nueva senadora republicana se sumó a la iniciativa para ampliar las revisiones de los antecedentes a quienes compren un arma de fuego.

La iniciativa contempla "reforzar el sistema de revisión de los antecedentes sin que de manera alguna se infrinja el derecho (a la tenencia de armas) consagrado en la segunda enmienda" constitucional, dijo Susan Collins, senadora republicana por Maine, en apoyo a la medida.

El también republicano y ex candidato a la presidencia de EE.UU., John McCaine, fue otro de los senadores que hizo público su apoyo a que el Congreso estudie la propuesta elaborada por los legisladores Patrick Toomey, republicano de Pensilvania, y Joe Manchin, demócrata de Virginia Occidental.

"El pueblo estadounidense desea que hagamos lo que podamos para impedir las tragedias. Y es necesario hacer mucho más, en particular en el terreno de la salud mental", apuntó en senador por el estado de Arizona.

Sin embargo, una gran mayoría republicano, e incluso un grupo de demócratas, siguen oponiéndose a una medida que según ellos, amenaza la segunda enmienda de la Constitución estadounidense que ha garantizado por más de 200 años el derecho a portar armas en el país.

Ante tal división partidista, la votación prevista para esta semana no permite pronosticar con certeza un resultado.
XS
SM
MD
LG