Enlaces para accesibilidad

Armas de EE.UU. en México

  • Voz de América - Redacción

La fallida operación ‘Rápido y Furioso’ tenía como objetivo rastrear las armas vendidas en EE.UU. a nombre de los cárteles mexicanos de la droga.

El Congreso de Estados Unidos anunció que 122 armas de fuego traficadas a México bajo una fallida operación de agentes estadounidenses apodada “Rápido y Furioso” fueron halladas en crímenes cometidos en ese país y en Arizona..

La Oficina de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego de Estados Unidos (ATF por sus siglas en inglés) emprendió esta operación en 2009 para intentar rastrear las armas vendidas en Phoenix a los contrabandistas en México, pero fracasó estrepitosamente: de las más de 2.000 armas vendidas, menos de la mitad pudieron ser rastreadas, según un informe del Congreso.

Y de ese magro número, 122 fueron halladas en 48 escenas de crímenes cometidos en México y en el asesinato de un agente de la patrulla fronteriza en Arizona en diciembre de 2010, aunque todavía no se ha determinado si esas armas fueron utilizadas para ultimarlo.

La información fue dada a conocer por el republicano Darrell Issa, quien preside el Comité de Vigilancia de la Cámara de Representantes, y el republicano de más alto rango en la Comisión Judicial del Senado, Charles Grassley.

“Las consecuencias de armar a los cárteles de droga mexicanos pueden parecer obvias. Pero incluso el hallazgo de armas en escenas de crímenes en México no fue suficiente para que el Departamento de Justicia detuviera a los compradores y cerrara sus operaciones de tráfico”, dijo el legislador Darrell Issa.

“Lamentablemente, no fue hasta que las armas de ‘Rápido y Furioso’ fueron encontradas en la escena del asesinato de un agente de la patrulla fronteriza que los funcionarios de Justicia finalmente culminaron este operativo imprudente y arrogante”, agregó.

Y si bien las autoridades de ATF dijeron a sus pares en México que iban a terminar la investigación en julio de 2010, sólo le pusieron un fin con la muerte del agente Brian Terry en diciembre de 2010. “Desafortunadamente, México y Estados Unidos van a tener que vivir con las consecuencias de este programa por muchos años”, destacó la investigación.

En su informe, el Congreso criticó duramente que los funcionarios del Departamento de Justicia y de ATF no informaran a sus pares en Ciudad de México y al gobierno mexicano sobre este riesgoso operativo.

“Los funcionarios de ATF en la Ciudad de México no podían creer que su agencia permitió que las armas caigan en manos de los cárteles mexicanos de la droga, y se enojaron cuando finalmente comenzaron a comprender el alcance total de la operación ‘Rápido y Furioso’ y las técnicas de investigación utilizadas”, sostuvo.

XS
SM
MD
LG